Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2017-06-14 11:00:24

4 consejos para prevenir la obesidad infantil

La obesidad infantil sigue siendo uno de los grandes males del mundo actual. Los padres se muestran cada vez más preocupados ante la creciente ola de casos. La obesidad puede ser causante de muchas enfermedades, no solo en la edad infantil y adolescente, sino en la adultez.

Las consecuencias de esta enfermedad pueden mostrarse hasta más de 10 años después si es que no es tratada a tiempo. Hipertensión, diabetes, o baja autoestima, son algunos de los efectos que pueden generarse.

Según un estudio de la Universidad de Zaragoza, uno de los factores más importantes que generan la obesidad es la combinación de ver mucha televisión y consumir bebidas azucaradas y/o gaseosas. Por eso, te presentamos 4 tips para que tu hijo pueda prevenir esta enfermedad. Recuerda que como padre es tu responsabilidad guiarlo dando el ejemplo.

Enséñales hábitos alimenticios saludables

Una dieta balanceada es la base para prevenir esta enfermedad. La dieta de tus hijos debe contar con una variedad de alimentos que le ayuden a mantenerse saludable. Dentro de ella se encuentran los cereales (arroz, pasta, panes), las menestras y la papa, que deberían comprender el 60% de su alimentación.

Además, no olvides incluir frutas como el plátano, la manzana, el tomate y la palta; vegetales como el pepino, lechugas, el choclo y la zanahoria. Es recomendable que mantengan un horario de comidas porque comer a deshoras puede desencadenar enfermedades del sistema digestivo.

Aléjalos del sedentarismo

Ya sabemos que el sedentarismo es un factor presente en la aparición de la obesidad infantil. Con el avance de la tecnología, es cierto que no son muchos los niños que salen a jugar a los parques, como en el pasado.

prevenir-obesidad-infantil-ejercicio

La televisión y los dispositivos móviles no deberían ser el centro de las actividades de los niños. Recomendamos que no estén más de 1 hora y media diaria frente a estos aparatos.

Haz ejercicio con ellos

El ejercicio, acompañado de una adecuada alimentación, es más que suficiente y clave para evitar esta enfermedad. Nuestros especialistas recomiendan que, por lo menos, los niños hagan 20 minutos de actividad física al día. Así que, ¡sal y corre con ellos! También pueden jugar fútbol o básquetbol juntos. La idea es que puedan pasar un rato juntos, en familia, y de paso hagan actividad física que les permita prevenir la obesidad.

Comparte la mesa con ellos

Los niños que se sientan en la mesa con sus padres suelen comer alimentos más sanos. Es importante que compartas con ellos estos momentos. Así podrás controlar lo que están consumiendo y, al mismo tiempo, pasen un momento ameno juntos. También, seguramente, te servirá para repotenciar la comunicación familiar.

prevenir-obesidad-infantil-comer-con-hijos

Esas son solo 4 de las muchas acciones que puedas tomar en cuenta para que tu hijo no caiga en la obesidad infantil y así prevenga varias enfermedades que pueden costarle la vida en el futuro.

blog_CTA_guia_para_ninos_saludables_felices