Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2019-10-11 20:01:18

5 maneras de prevenir el resfriado en recién nacidos

Los recién nacidos tienen mayores posibilidades de resfriarse porque su sistema inmune aún no está desarrollado. Si quieres saber cómo combatirlos, aquí te contamos qué puedes hacer si tu pequeño pasa por esto y cómo prevenirlo.

SÍNTOMAS PARA TENER EN CUENTA

 

  • Estornudos. Son el signo más evidente de que existen virus. Algún estornudo aislado es una muestra de la sensibilidad en la mucosa nasal de tu pequeño.
  • Inicialmente transparentes, poco a poco se espesan y se vuelven amarillentas. Luego siguen el camino inverso en un plazo de 8 a 10 días.
  • Obstrucción nasal. Junto con la tos, es el síntoma más molesto de los resfriados para tu bebé, que cuanto más pequeño menos sabrá respirar por la boca.
  • Tos. La más benigna es la tos blanda con la que tu hijo se limpia la garganta de mucosidades, pero es normal que la faringe y la tráquea participen de los resfriados y su irritación produce una tos seca que puede llegar a ser muy molesta.

 

Cuanto más intensos sean los signos de congestión de las vías respiratorias altas, más probable es que tu niño tenga fiebre, y por lo tanto ésta debe ser siempre motivo de consulta con el pediatra.

 

5-maneras-de-prevenir-el-resfriado-en-recien-nacidos

QUÉ HACER SI TU BEBÉ ESTÁ RESFRIADO

 

  • No lo abrigues demasiado: tu hijo no necesitará calor extra pues sudaría y se enfriaría. Vístelo con su ropa habitual y asegúrate que esté en un lugar en sin corrientes de aire.
  • Dale de lactar seguido: es posible que si estás resfriada, puedes contagiar a tu bebé al amamantarlo, no debes dejar de hacerlo puesto la leche materna refuerza las defensas de tu pequeño. En todo caso, cúbrete la boca y la nariz con una mascarilla o extráete la leche y dásela en biberón.
  • No lo mediques: sigue estrictamente las indicaciones de su pediatray dale la medicación recomendada.
  • Refuerza la higiene: mantén bien limpias las manitos de tu bebé y lávate las manos cada vez que lo vas a atender.
  • Tómale la temperatura con frecuencia: hazlo cada dos horas para controlar la fiebre. Si esta persiste por más de dos días, ve al médico.

 

 

CÓMO PREVENIR EL RESFRIADO DE TU BEBÉ

 

  • Una buena alimentación:En los meses de frío debes cuidar la alimentación de tu bebé, ya que se gastan más calorías que en verano. Recuerda que la leche materna es vital para reforzar sus defensas y ayuda a proteger a tu hijo del resfriado y de otras enfermedades.
  • Protégelo de los contagios:Si alguien de tu familia está resfriado, evita que tenga contacto con tu bebé. Algunas medidas que pueden tomarse si la convivencia es inevitable son que la persona resfriada utilice una mascarilla y, por supuesto, evitar que se estornude o tosa delante del pequeño.
  • Cuídalo del frío:Debes abrigar muy bien a tu hijo para que el frío no le afecte, pero sin exagerar ya que puede ser contraproducente. Si cuentas con calefacción en casa, evita ponerla muy alta para que no haya un contraste muy fuerte con el exterior.
  • Ventila las habitaciones:Es recomendable ventilar tu hogar todos los días para evitar que, en caso de que haya algún virus estancado en el ambiente, se vaya. Al mismo tiempo, no olvides proteger a tu bebé de las corrientes de aire.