Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Salud Infantil
2018-01-08 10:00:17

6 actividades que los niños pueden disfrutar este verano

Llegó la época del año esperada por todos, especialmente por los niños. El verano significa para ellos diversión, juegos, playa y, sobre todo, un descanso de la rutina y los deberes escolares. Todo eso está muy bien, pero no significa que no deban hacer nada más.

De hecho, es importante que sigan aprendiendo, aunque sin la presión que significa sacar buenas notas. En un verano los chicos pueden perder conocimientos equivalentes a un mes de trabajo escolar. Por eso, te proponemos una serie de actividades infantiles que combinan a la perfección la educación y el entretenimiento.

 

Leer un buen libro

 

Muchos piensan que leer puede ser aburrido, pero nada más lejos de la verdad. Todo consiste en encontrar el libro adecuado para tu hijo. Lo más recomendable incluso es que lo elijas con él. De esta manera, no sentirá que se le está imponiendo la lectura, sino que trata sobre algo que le interesa.

 

No hace falta que comience por los clásicos, hay muchos libros infantiles y juveniles, en los que además se indica para niños de qué edades han sido escritos. Y si tu hijo prefiere el cómic, perfecto. Lo importante es cultivar su hábito de la lectura, lo que potenciará, entre otros aspectos, su imaginación.

 

Visita museos

 

 

Una actividad que se puede realizar en familia. Además, hay días en los que la entrada es gratuita, lo que incluye sitios arqueológicos y otros lugares históricos. Muchos museos organizan actividades especiales para niños, de manera que su aprendizaje sea mucho más entretenido.

 

Son muchos los temas interesantes que pueden abarcar los museos: historia, arqueología, arte, naturaleza e incluso gastronomía. También puedes aprovechar los talleres infantiles que se programan por el verano. El niño puede aprender pintura, teatro, música o danza, en el ambiente ideal para ello.

 

Juegos para divertirse y aprender

 

Las matemáticas son el campo en el que los niños pierden más conocimientos durante sus vacaciones. Por eso es necesario que los niños sigan vinculados con los números, pero para ello no tienes que inscribirlos a cursos en academias, ya que en internet hay juegos y aplicaciones de matemáticas que son muy útiles.

 

Puedes encontrar muchos temas según la edad y el grado escolar de tus hijos. El niño aprenderá, de manera divertida y lúdica, las operaciones numéricas, la resolución de problemas o las figuras geométricas. Y lo mejor de todo, volverá al cole sin miedo a las matemáticas.

 

Excursiones en familia

 

Conocer nuevos lugares en familia no solo es entretenido, sino que ayuda a reforzar los vínculos con tus hijos. Elige lugares al aire libre, donde puedan hacer un poco de caminata o, si lo prefieren, ciclismo. Esta será una oportunidad para hacer ejercicio y estar en contacto con la naturaleza.

 

Además, los niños pueden interesarse por las plantas y tomar mayor conciencia de su cuidado. Y si les das una cámara puedes sembrar en ellos un hobby artístico o creativo. Si tu hijo es curioso, seguro le llamarán la atención los insectos, así que podría iniciar una afición por coleccionarlos, o por observar a las aves de la zona.

 

Cocina divertida

¿Has intentado cocinar con tus hijos? Al igual que la actividad anterior, es muy recomendable para aprender mientras estrechas vínculos con ellos. Además, es una buena oportunidad para hablarles a los niños de lo importante que es alimentarse bien y con comida saludable.

 

Ya sea que cocinen platos sencillos, gourmets o postres, los niños desarrollarán su creatividad y, además, el gusto de comer alimentos preparados con sus propias manos. Y para los más pequeños, hay sets de cocina sencillos, con moldes para hacer dulces o helados divertidos.

 

Talleres de manualidades y dibujo

Ya mencionamos a los museos como una buena opción para matricular a nuestros hijos en talleres creativos. Pero lo cierto es que estos talleres están en todos lados, y son una excelente alternativa para poner a trabajar la inventiva de los niños. Además, el dibujo y las actividades manuales desarrollan su motricidad fina.

 

Por otro lado, cultivar intereses y habilidades creativas o artísticas les servirá para cualquier actividad a la que se dediquen en el futuro. Ya sea hacer figuras con plastilina o arcilla, crear cómics, o simplemente colorear un papel y decorar una cartulina, estos talleres son una gran opción para tener a tus hijos entretenidos.

 

El verano es sol, diversión y también aprendizaje. Aprovecha estos dos meses para que tus hijos exploren otras facetas e intereses que más adelante les serán de gran utilidad. Opciones, como has podido ver, hay muchas. Si quieres seguir recibiendo más consejos, suscríbete a nuestro blog.

suscribete mejores consejos de salud