Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Absceso

¿Qué es?
Es una cavidad en el cuerpo donde se acumula pus.
¿Cómo se ocasiona?
Pueden ocasionar abscesos los virus, las bacterias, los parásitos y los objetos ingeridos.
Cuando hay una infección en cualquier área del cuerpo, el sistema inmunológico trata de combatirla y los glóbulos blancos se dirigen a la zona de la infección, acumulándose dentro del tejido lesionado, causando inflamación y es en este proceso que el pus se forma.
El pus es la mezcla de gérmenes, células sanguíneas blancas y tejido muerto.
¿Cuáles son los síntomas?
Hay diferentes tipos de abscesos, pero los síntomas típicos son el enrojecimiento, el calor y la hinchazón que produce la congestión sanguínea local. Hay dolor, que es producido por la compresión de los nervios locales.Suele haber incapacidad para usar la región inflamada en su función normal. Puede haber fiebre, dolor de cabeza o sensación de malestar general, síntomas asociados a la infección local.
Tratamiento
Siempre es mejor consultar al médico sobre el particular cuando hay síntomas. Muchas veces los abscesos pueden no ser obvios como los abscesos cutáneos, que son los más comunes y lesionar algún órgano. El facultativo procederá a drenar el absceso y recetará antibióticos. No se debe drenarlos uno mismo, porque puede complicar la situación, agravándola. Siempre hay que acudir al médico.
¿Cómo se previene?
Va a depender del lugar del cuerpo donde aparecen. La buena higiene general ayudará, por ejemplo, a prevenir los abscesos cutáneos. Los dentales se previenen con una buena higiene dental y los cuidados necesarios.