Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Alcoholismo

¿Qué es?
El alcoholismo es una enfermedad o adicción que consiste en la dependencia física de una persona hacia el consumo de bebidas alcohólicas. El alcoholismo implica el consumo del alcohol durante un tiempo prolongado, incluso durante toda la vida, perjudicando la salud de quien lo padece con afecciones como enfermedades que afectan al hígado, al corazón, y en general a todo nuestro cuerpo; genera depresión y expone a las personas a sufrir accidentes que ponen en peligro su vida.
¿Cuáles son las causas?
El alcoholismo tiene causas genéticas, pues existen genes que predisponen a una persona a desarrollar la enfermedad. El alcoholismo también tiene un origen emocional y se genera cuando una persona encuentra en el alcohol, la manera de evadir sus dolores emocionales. Este hábito puede desembocar en el desarrollo de la dependencia física hacia el alcohol.
¿Cuáles son los síntomas?
La persona alcohólica tiene la necesidad de beber alcohol siempre o con frecuencia. Existen personas que pueden beber diariamente sin embriagarse y otras que cuando beben, lo hacen compulsivamente y se les dificulta detenerse. Los síntomas también incluyen el enfoque hacia lograr consumir alcohol, dejando de lado las actividades académicas, familiares o laborales, seguido del descuido de la imagen personal y la ansiedad frente a la ausencia de la bebida alcohólica.
Tratamiento
El tratamiento incluye tratamiento farmacológico y psicológico. Al iniciar el tratamiento, se hará frente al síndrome de abstinencia que se tratará con una terapia de desintoxicación y el internamiento del enfermo. Superada esta etapa, la fase de deshabituación buscará que el paciente no ingiera alcohol durante toda su vida. Para ello se realizan numerosos tratamientos que incluyen terapias en grupo y familiares, farmacoterapia, programas de prevención de recaídas, seguimiento, entre otras acciones. El apoyo de sus seres queridos es vital para la recuperación del adicto al alcohol.
¿Cómo se previene?
Dado que la adolescencia es la etapa de la vida en donde se empieza a generar el hábito de consumir bebidas alcohólicas, es necesario informar a los adolescentes sobre los riesgos y peligros del alcohol sobre su salud y brindarles estrategias sobre como mejorar su autoestima y sus relaciones sociales, sobre todo para soportar la presión que ejercen los amigos para inducirlos a consumir alcohol. La educación familiar y las costumbres en el hogar con respecto al consumo de alcohol serán determinantes para que los niños y adolescentes que estén en casa aprendan a consumir bebidas alcohólicas responsablemente. Es importante intensificar la atención cuando ya existan casos de alcoholismo en la familia.