Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Médico de Cabecera
2018-03-14 09:36:38

Alimentación y ejercicio: claves para desintoxicar tu cuerpo

Ya sea debido a la contaminación del ambiente o por lo que ingerimos, muchas veces nuestro organismo absorbe alimentos tóxicos. Como consecuencia, podemos empezar a sentir cansancio, desgano, irritabilidad, dolores de cabeza, etc. A la larga, podríamos incluso llegar a sufrir alguna enfermedad.

Desintoxicar el cuerpo es una necesidad primordial. No se trata solo de probar dietas o hacer ejercicios por temporadas, sino de adquirir hábitos saludables. Esto nos ayudará a aumentar la energía, bajar de peso, reforzar el sistema inmunitario y mejorar la circulación sanguínea. Aquí te decimos cómo hacerlo.

 

Primer paso del plan detox: la alimentación

Para empezar, debemos saber que el principal órgano involucrado en el proceso de desintoxicación del cuerpo es el hígado. Este es el encargado de separar las sustancias tóxicas de los alimentos, los medicamentos, el alcohol, etc. para que el cuerpo pueda utilizar solo las que son saludables.

Para ayudarlo en sus funciones, es necesario entonces seguir una adecuada alimentación. Existen alimentos específicos que ayudan a desintoxicar el organismo y favorecen la función hepática, como por ejemplo el ajo. El brócoli también estimula el correcto funcionamiento de las enzimas del hígado.

Asimismo, el consumo de ciertas frutas es muy recomendable. La manzana, por ejemplo, contiene una sustancia llamada pectina, que ayuda a eliminar las sustancias que pueden dañar nuestro organismo. Por otro lado, la piña es muy conocida por sus efectos diuréticos y por normalizar las funciones digestivas.

Pero el mayor desintoxicante es el agua. En su estado puro (no en refrescos, infusiones o versiones con sabor) es vital en la función de depurar el organismo, lo que hace a través de la orina. Acostumbrarnos a tomar aprox. unos dos litros diarios es hacerle un gran favor a nuestro cuerpo.

Ejercicio: el complemento ideal

Si ya te decidiste a llevar una nutrición saludable, el siguiente paso es ponerte en movimiento, activar tus músculos, tonificarlos y, si es posible, hacerlos crecer. La idea es que empieces a perder grasa y ganar masa muscular. Además, al hacer ejercicio, el sudor también te ayudará a eliminar toxinas.

Los ejercicios aeróbicos (como el jogging o la natación) te harán ganar resistencia y activar el sistema cardiovascular. Por su parte, los trabajos de levantamiento de peso y fortalecimiento de músculos pueden ser beneficiosos para bajar la presión sanguínea.

Un buen plan de desintoxicación siempre incluye ejercicio (se recomienda al menos unos 30 minutos diarios). Puede consistir simplemente en salir a caminar a paso constante o trotar ligeramente. La idea es no dejarse ganar por el sedentarismo. Restringe el sillón y la televisión.

Otros hábitos saludables

Como ya indicamos, el principal órgano involucrado en la desintoxicación del organismo es el hígado, y para ayudarlo en sus funciones, debemos cuidarlo. Esto significa disminuir el consumo de bebidas alcohólicas, que además de causar daño hepático, contienen sustancias tóxicas para el organismo.

No es necesario abandonarlas por completo, solamente beber con moderación. Y si nos encontramos en una fiesta, por ejemplo, es recomendable alternar su consumo con agua. Esto nos ayudará a depurar el organismo y evitar la deshidratación (principal motivo de la resaca).

Dormir bien

Descansar las horas necesarias también es importante para restaurar el cuerpo y recuperar energías. Además, es necesario cuidar tu piel; para ello, puedes cambiar los cosméticos por productos naturales. De esta manera, no expondrás tu cuerpo a tantos químicos y colorantes artificiales.

Seguir estos consejos te ayudará a sentirte mejor. Recuerda que desintoxicar nuestro cuerpo es también asumir un compromiso con nuestro bienestar. Y si deseas recibir más información importante para tu salud, suscríbete a nuestro blog.