Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Alzheimer

¿Qué es?
El Alzheimer es una enfermedad irreversible y degenerativa que deteriora las funciones del cerebro. Es el tipo más común de demencia en personas de edad avanzada (normalmente se presenta en gente mayor de 60 años, pero también puede anticiparse). Esta enfermedad afecta gravemente la memoria, el pensamiento y el comportamiento del enfermo.
¿Cómo se ocasiona?
No se sabe con exactitud qué es lo que ocasiona esta enfermedad. Se cree que los posibles factores son genéticos, estilo de vida y factores ambientales. La edad es un punto de riesgo para padecer la enfermedad.
Ahora bien, fisiológicamente el deterioro del cerebro se da por la formación de ovillos y placas en él. Los primeros se desarrollan en la corteza entorinal, que es una parte profunda del cerebro. Por su parte, los segundos se posicionan en otros lugares cerebrales. Cuando esto ocurre las neuronas dejan de funcionar como es debido, ya no se comunican entre sí, hasta que finalmente mueren. Las neuronas se encogen, así como varias partes del órgano cerebral. Además, el hipocampo, que es donde se generan los recuerdos, se ve seriamente afectado por este proceso.

¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas son diversos y se presentan progresivamente. Algunos se anuncian con bastante anticipación, pero no son tomados en cuenta por el paciente, pues no los percibe como un mal mayor. A medida que la enfermedad progresa, estos se vuelven más severos y radicales e interfieren en gran medida con el desarrollo normal de la vida del enfermo.
Los síntomas en la etapa inicial del Alzheimer son: problemas para realizar actividades cotidianas, desubicación en caminos familiares, dificultad para recordar nombres de objetos, cambios de ánimo y capacidades sociales.
Cuando la enfermedad avanza entonces los síntomas aumentan: delirios, depresión, alucinaciones, comportamiento violento, cambio en los horarios de sueño, dificultad para leer y escribir, confusión, aturdimiento, perder la noción de sí mismo, uso incorrecto del lenguaje y retraimiento. También se presentan la incontinencia y los problemas para deglutir.
Tratamiento
El Alzheimer no tiene cura, el tratamiento persigue controlar los síntomas y atrasar el progreso de la enfermedad. Los medicamentos de vía oral se suministran de acuerdo al grado de la enfermedad y sirven para optimizar las habilidades vinculadas al pensamiento, el habla y la memoria. También sirven para tratar algunos problemas de comportamiento como agresividad, ansiedad y agitación.
¿Cómo se previene?
No existe un método comprobado para prevenir la enfermedad, sin embargo puede tener en cuenta algunos aspectos para estar preparado. Mantener una dieta saludable y ejercitar la mente son dos medidas a tomar.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna