Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Anemia

¿Qué es?
La anemia es una enfermedad en la cual la sangre tiene poca cantidad de glóbulos rojos o hematíes. Estos producen la hemoglobina, proteína que contiene hierro y es la encargada de transportar oxígeno a los pulmones. Al bajar el número de glóbulos rojos y, por lo tanto, los niveles de hemoglobina, el cuerpo no recibe el oxígeno necesario para su funcionamiento y se producen estragos en el organismo.
Hay varios tipos de anemia: anemia aplásica, anemia por hemorragia, anemia de Diamond-Blackfan, anemia de Fanconi, anemia por carencia de ácido fólico, anemia hemolítica, anemia por deficiencia de hierro, anemia perniciosa, anemia de células falciformes, talasemias.
¿Cómo se ocasiona?
La anemia puede ser provocada por la baja producción de glóbulos rojos o la destrucción de los mismos. Nuestro organismo necesita de una serie de vitaminas, minerales, nutrientes y demás componentes para producir los glóbulos rojos (en su mayoría generados por la médula ósea). Entre los más importantes se encuentran el hierro, el ácido fólico y la vitamina B12. La falta de ellos puede deberse a distintos factores como trastornos estomacales e intestinales, mala alimentación, pérdida lenta de sangre o cirugías en las que se pierden partes del estómago y los intestinos.
Por su parte, los cuadros médicos que pueden ocasionar anemia son flujo menstrual abundante, embarazo, úlceras, colitis ulcerativa, cáncer de colon y trastornos hereditarios (la talasemia es un tipo de anemia que se hereda).
¿Cuáles son los síntomas?
Cuando la anemia es leve no hay síntomas. Cuando es avanzada los síntomas son los siguientes: malhumor, debilidad, dolores de cabeza y dificultades para concentrarse. Si la enfermedad llega a un estadio más avanzado, entonces el corazón trabaja más y los síntomas son los siguientes: dificultad para respirar, mareos al ponerse de pie, uñas quebradizas, piel y membranas mucosas pálidas, fríos en las manos y los pies, dolor en el pecho y en la lengua, esclerótica de los ojos de color azul, entre otros.
Tratamiento
El tratamiento dependerá del tipo de anemia. Si la anemia es provocada por falta de hierro, vitamina B12 o demás vitaminas y minerales, entonces el médico recetará un suplemento que cubra estas deficiencias. También es importante mantener una dieta balanceada.
Si la anemia es de un tipo especial entonces deberá acudir a un hematólogo para que le haga las pruebas correspondientes.
¿Cómo se previene?
Cuando es posible, la anemia se previene con una buena alimentación.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna