Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Gral
2016-04-12 00:00:00

Ampliación salvadora

Angioplastia
ampliación salvadora
Las arterias coronarias (las del corazón),por el tiempo, comidas inadecuadas y otros factores de salud van acumulando un material pegajoso, que es llamado placa. La placa va cerrando la “luz” del interior de la arteria y obstruye o dificulta el flujo sanguíneo hacia el corazón que es una bomba que funciona con líquido (la sangre) con los problemas de salud que esto trae. Es necesario efectuar una acción que permita que el flujo de sangre continúe de manera correcta y para eso se realiza una angioplastia.
La angioplastia debe ser realizada en un hospital. Allí, el médico va a introducir un tubo delgado a través de un vaso sanguíneo, ya sea de la ingle o el brazo del paciente, hasta la zona afectada en la arteria. El tubo posee en el extremo un globo y cuando ha llegado al lugar indicado, se inflará el globo que va a empujar hacia afuera la placa, contra la pared de la arteria. Eso produce el ensanche de la arteria y el flujo de sangre se normaliza.
La mayoría de las personas que son sometidas a una angioplastia pueden volver a su casa al día siguiente de la intervención.
La angioplastia se usa especialmente para hacer mínimo el riesgo que se corre de que el músculo cardíaco sufra un infarto (muerte de tejido por falta de sangre y oxígeno). También se emplea para disminuir el dolor en el pecho (angina de pecho)que es causado por el menor flujo sanguíneo que va hacia el corazón.
Quien se somete a una angioplastia, podrá volver al trabajo, una semana después de ocurrida.
El paciente no suele sentir nada, salvo alivio por la desaparición de las molestias que ocasionan los dolores de pecho. Si bien es cierto que es una operación sencilla, será siempre el médico quien recomendará la necesidad y el momento de realizarla. El paciente ha de tener total confianza en la decisión profesional y en los procedimientos que se empleen.
La medicina puede sorprendernos algunas veces con ideas que son aparentemente sencillas, pero que requieren conocimiento y práctica. La angioplastia es una de ellas: una idea saludablemente salvadora.