Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Antigua y peligrosa

Sífilis
La sífilis es una enfermedad conocida desde la antigüedad; se han encontrado esqueletos con huellas de la enfermedad en diferentes partes del mundo. La sífilis es una infección crónica que se transmite sexualmente y que también se la llama lúes, producida por una bacteria espiroqueta, llamada Treponema Pallidum. Es así llamada, porque se asemeja a un pequeño hilo que toma la forma de espiral.
La sífilis puede ser algo muy peligroso para la salud, si la enfermedad no es tratada a tiempo y adecuadamente. Los síntomas que presenta son muy numerosos y variados, pudiendo ser confundidos con los de otras enfermedades, lo que hará que no se les dé la importancia que tienen. Aparecen los llamados chancros, que es la lesión primaria que produce la sífilis, en el lugar de la infección. La secreción que exudan estas heridas es altamente contagiosa y fuente de transmisión de la enfermedad, que como ya se dijo, ocurre generalmente por intercambio sexual. El contacto de la piel con esta exudación también contagia, lo mismo por compartir jeringas con un enfermo o la madre gestante se la contagia al feto a través de la placenta.
La sífilis no se transmite por transfusiones de sangre o el uso de utensilios comunes. Tampoco la ropa o el compartir actividades cotidianas la transmiten. De todos modos, el aseo cuidadoso es siempre conveniente: lavarse las manos de forma seguida y en general observar las reglas de la limpieza.
Las mujeres suelen desconocer la presencia de la enfermedad en sus cuerpos, porque el chancro por lo general aparece en el cuello del útero. Luego se extenderá, diseminándose a otras partes del cuerpo.
El Treponema Pallidum es capaz de sobrevivir en el cuerpo humano que no tiene el tratamiento adecuado, por varias décadas, lo cual lo hace
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna