Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Aspergilosis

¿Qué es?
La aspergilosis en una enfermedad infecciosa o reacción alérgica provocada por el hongo de nombre Aspergillus. Hay varios tipos de aspergilosis, entre ellos se encuentran la aspergilosis pulmonar, la aspergilosis broncopulmonar alérgica, la aspergiloma y la más severa de todas, la aspergilosis invasiva.
¿Cómo se ocasiona?
Es el hongo mencionado, el Aspergillus, el que ocasiona la enfermedad. Este es un moho que se encuentra generalmente en el aire, la tierra, las plantas y vegetación en proceso de descomposición. También es probable hallarlo en el polvo de las casas, en las especias molidas y en los materiales de construcción.
Las personas con un sistema inmunitario vulnerable que estén en contacto con dicho hongo pueden contraer la infección. Una persona sana, difícilmente lo hará.
Las personas que han sufrido de alguna afección pulmonar crónica son las más propensas a contraer la aspergilosis pulmonar.

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas varían de acuerdo a la clase de aspergilosis de la que se trate. Por ejemplo, en el caso de la aspergilosis pulmonar los síntomas son tos (que puede tener sangre o mucosa), fiebre, dolor en el pecho, resuello y problemas para respirar.
Las aspergilosis broncopulmonar se manifiesta con tos (acompañada de sangre o mucosa), aumento de la secreción del esputo y la mucosidad, agravamiento del asma, resuello, cansancio al hacer ejercicio e incapacidad de controlar el asma al realizar actividad física.
Mientras que los síntomas de la aspergilosis invasiva son los siguientes: fiebre, escalofríos, fallas en los riñones y el hígado, tos con sangre, shock, hemorragia masiva en los pulmones, entre otros. Como mencionamos antes, esta es la aspergiliosis más peligrosa y, si sus síntomas no son tratados a tiempo, puede provocar la muerte.
Tratamiento
Una vez confirmada la enfermedad, el médico le recetará medicamentos vía oral para tratarla. También se puede requerir de tratamiento intravenoso.Estos pueden ser antimicóticos, antifúngicos y corticoesteroideos. Sin embargo la aspergiloma no puede tratarse sino con cirugía.
¿Cómo se previene?
El moho se encuentra libre en muchas partes. Por ello la única forma de evitarlo es alejarse de las zonas de riesgo como construcciones, jardines, montones de tierra, etc. sobre todo para las personas con sistemas inmunitarios débiles.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna