Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Balance y Control
2016-04-12 00:00:00

Danza de vida

En la variedad de terapias alternativas que existen, hay de todo para todos, y de acuerdo a nuestras preferencias, podemos elegir la que más se adecúe a nuestra forma de sentir o expresarnos. Si te gusta bailar al ritmo de la música, la biodanza utiliza los movimientos corporales para generar un impacto positivo en nuestras emociones.
Esta terapia alternativa se enfoca en el ser humano, y busca la integración de la persona, la renovación orgánica, la reeducación afectiva, y el reaprendizaje de las funciones originarias de vida. Todo ello lo hace a partir de una secuencia progresiva de sesiones con ejercicios que implican aspectos existenciales, afectivos y motores, así como una conexión con uno mismo y la vinculación con el entorno. Este proceso se acompaña con danza, canto, música, expresión emocional, situaciones de encuentro-comunicación en grupo.
La biodanza alienta el desarrollo de potencialidades y la expresión, mediante ejercicios que ayudan a fortalecer nuestras “líneas de vivencia”, es decir, nuestra vitalidad, sexualidad, afectividad, creatividad y trascendencia.
La biodanza brinda muchas posibilidades, como la de alcanzar el bienestar general, conocernos más a nosotros mismos, elevar el autoestima y fortalecer las ganas de vivir y el amor por la vida. También apoya a desarrollar la empatía y a expresar adecuadamente nuestras emociones. ¡Y todo ello lo logras bailando!
Si buscas cambiar hábitos, casi sin darte cuenta, la biodanza te enseñará a despertar tus instintos, y te permitirá adaptarte mejor a los cambios y a disipar el estrés. A nivel físico, la biodanza estabiliza las funciones orgánicas que implican la respiración, reproducción, nutrición, crecimiento, excreción y funciones nerviosas. También mejora la resistencia física y el tono muscular.
Lo mejor de todo, es que la biodanza la pueden practicar personas de todas las edades, sexo o condiciones físicas y psíquicas, pues se adapta al grupo que la practicará.
Si lo que buscas es liberar tu esencia de una manera distinta, optar por la biodanza puede ser una gran alternativa para generar cambios positivos en tu vida. Se trata de crear nuevos hábitos y costumbres que te permitirán estar en armonía contigo mismo y con quienes te rodean. Además, aumentarás tu estado de serenidad, tu firmeza y determinación. ¿Vale la pena probar, verdad?