Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Botulismo

¿Qué es?
Es una enfermedad poco frecuente y extraña que paraliza los músculos. Es provocada por la bacteria de nombre Clostridium botulinum que se encuentra en la tierra o en los alimentos mal conservados. Esta enfermedad es bastante grave y puede ocasionar la muerte, por ello debe ser atendida rápidamente.
Hay tres clases de botulismo: el botulismo trasmitido por alimentos que ocurre cuando una persona consume un alimento infectado; el botulismo infantil que se da entre los dos y seis meses de edad cuando la bacteria se posiciona en el tracto intestinal del niño, y el botulismo de la herida, en el que una herida abierta se infecta con la bacteria.
¿Cómo se ocasiona?
El Clostridium botulinum se encuentra en los suelos y en las aguas no potables. Los alimentos mal enlatados o conservados son en donde pueden vivir las esporas de la bacteria y generar sus toxinas. Los alimentos que se contaminan con mayor frecuencia son las verduras enlatadas en casa como arvejas, espárrago, betarraga y también ajo y tomate, la carne de jamón y cerdo, el pescado crudo o ahumado y la miel. Cuando una persona consume dichas toxinas, así sea en poca cantidad puede sufrir una severa intoxicación. En el caso de los bebés, es más recurrente que caigan enfermos al consumir miel.
Asimismo, la bacteria puede penetrar a través de una herida abierta y desarrollar allí sus toxinas. El botulismo no se contagia de una persona a otra.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas suelen manifestarse entre las seis horas a dos semanas posteriores de haber comido el alimento o haber estado en contacto con la bacteria. Estos puede ser: visión doble o borrosa, párpados caídos, dificultad para tragar y hablar, cólicos abdominales, sequedad en la boca, debilidad muscular en forma descendente (empieza por los brazos y baja hacia los muslos, pantorrillas, etc.). También puede presentarse la dificultad para respirar producto de la parálisis de los músculos respiratorios, este síntoma es sumamente peligroso pues puede conducir a la muerte.
Por su parte, los síntomas del botulismo que manifiesta un bebé son babeo, succión débil, dificultad para respirar, llanto débil, debilidad y estreñimiento.
Tratamiento
En el caso del botulismo trasmitido por alimentos es necesario un lavado gástrico o la inducción a la evacuación intestinal. Cuando se trata de botulismo por la herida el médico puede remover el tejido infectado.
Cuando los problemas son respiratorios es necesaria la hospitalización para la debida asistencia. A través de terapias de rehabilitación se puede llegar a mejorar o curar por completo la atrofia de los músculos que provoca la enfermedad.
¿Cómo se previene?
Debe realizar una adecuada conservación de los alimentos en el hogar. Si va a envasar sus propios alimentos, hágalos en contenedores limpios y en buen estado. Asimismo, no debe dar miel a los bebés menores de un año.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna