Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Cálculos biliares

¿Qué es?
Son pequeñas “piedras” o depósitos duros como los cristales de roca que se forman dentro de la vesícula biliar. Pueden tener hasta el tamaño de una pelota de golf.
¿Cómo se ocasiona?
Los cálculos biliares tienen causas diferentes.
Existen dos tipos principales: lo más comunes y que están compuestos por colesterol, que no tienen nada que ver con los niveles del colesterol de la sangre y otros que están compuestos por bilirrubina (que es un pigmento que tiene color amarillo/anaranjado y se almacena en la vesícula biliar) que se desarrollan cuando los glóbulos rojos se destruyen, lo cual lleva a que haya un exceso de bilirrubina en la sangre (llevan por nombre “cálculos pigmentarios”).
¿Cuáles son los síntomas?
Muchas personas nunca han tenido síntomas y desarrollan cálculos biliares.
Se puede presentar fiebre, color amarillento de la piel y de la membrana esclerótica de los ojos (ictericia).Las heces pueden tener color arcilla y presentarse náuseas y vómitos. Puede haber dolor constante en la parte superior derecha o media del abdomen, o como si fuera un calambre o que el dolor se irradie a la espalda o debajo del omóplato derecho.
Si un cálculo de grandes proporciones bloquea los conductos cístico o colédoco, puede tenerse un dolor como de cólico desde la mitad hasta la parte de arriba del abdomen, que es conocido como “cólico biliar”.
Tratamiento
Si existen síntomas, se debe acudir al médico, quien indicará lo necesario y si hay que extirpar los cálculos biliares esto puede hacerse de diferentes maneras. En general los pacientes que presenten síntomas deberán someterse a cirugía inmediatamente, o en un corto plazo. Podrá ser una cirugía laparoscópica.
La litotricia también es posible.
¿Cómo se previene?
Los cálculos biliares no pueden prevenirse, sin embargo las personas obesas, evitando sufrir una baja de peso violenta, podrían evitarlos.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna