Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Balance y Control
2016-04-12 00:00:00

Cambio Natural

Durante su ciclo de vida, la mujer experimenta diversas etapas de cambio en cuanto a su producción hormonal, una de las más sensibles es, sin duda, la menopausia.
En esta etapa, que se presenta entre los 45 y 55 años, la disminución de la producción de estrógeno y progesterona, las hormonas femeninas, generan cambios no solo a nivel físico, sino también emocional.
A nivel físico, si bien no todas las mujeres presentan la misma sensibilidad, los síntomas de la menopausia incluyen la sensación de acaloramiento (“bochornos”) fatiga, dolor de cabeza, insomnio, ansiedad y el aumento de peso. A nivel anímico, la mujer en la etapa de la menopausia puede sentirse triste, irritable, temerosa y afectada por su condición de ya no ser fértil.
Es importante que una mujer que esté iniciando esta etapa, o que ya la esté atravesando, tome este trance como un periodo natural de su propia naturaleza de ser mujer, y que el hecho de dejar de ser fértil no disminuye su valía.
Para llevar la menopausia con alegría y sin mayores problemas, las mujeres también pueden prepararse no solo emocional y mentalmente, sino llevando un estilo de vida saludable, que es clave para neutralizar los síntomas y efectos del cambio hormonal.
Realizar actividad física es una medida esencial, porque la química que genera el cuerpo al ejercitarse produce bienestar y alivio. Una caminata rápida de una hora es muy efectiva no solo para mantener el buen ánimo, sino que es un excelente ejercicio “quema-grasa”, lo cual también es muy beneficioso para apoyar a mantener un peso saludable, ya que en la menopausia las mujeres suelen aumentar de peso porque el ritmo metabólico disminuye.
La alimentación balanceada también es indispensable para mantener el cuerpo y el ánimo en equilibrio durante la menopausia. Proteína magra, frutas, vegetales y carbohidratos complejos, deben estar presentas a diario en la dieta femenina. También es importante prestarle atención al consumo de fuentes de calcio, como la leche o el yogurt, para prevenir el riesgo de osteoporosis, una afección asociada con esta etapa de cambio hormonal.
Muchas mujeres podrían sobrellevar los efectos y cambios de la menopausia sin problemas, teniendo hábitos y tomando medidas simples que afecten positivamente su calidad de vida. El apoyo y comprensión de la familia y los amigos también sumará para asumir con naturalidad y aceptación esta etapa que al final, es simplemente una más en el ciclo de vida de una mujer.