Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Cáncer de riñon

¿Qué es?
Es el cáncer que se origina en los tejidos de los riñones. Los riñones son los órganos que se encuentran uno a cada lado de la columna vertebral, encima de la cintura. Existen dos tipos de cánceres que se forman en estos órganos: el carcinoma de células renales y el carcinoma de la pelvis renal.
El primero se manifiesta en la membrana que reviste los pequeños tubos ubicados dentro del riñón, aquellos que se encargan de filtrar y limpiar la sangre produciendo la orina. El segundo se produce en el centro del riñón donde se acumula la orina.
¿Cómo se ocasiona?
A ciencia cierta aún no se sabe con precisión qué es lo que causa esta enfermedad. Algunos estudios han determinado que el hábito de fumar y el mal uso prolongado de ciertas medicinas para calmar el dolor causan esta enfermedad. También pueden tener el cáncer al pulmón las personas que han padecido von Hippel-Lindau, un trastorno hereditario en los que los vasos sanguíneos crecen anormalmente en los ojos, cerebro, médula espinal, entre otras partes del cuerpo.
¿Cuáles son sus síntomas?
Las personas que padecen esta enfermedad pueden presentar sangre en la orina, un bulto en el abdomen, pueden sufrir de pérdida de peso sin razón y también pérdida de apetito. Las personas que tienen anemia, enfermedad en la que el número de glóbulos rojos está inferior a lo normal, pueden estar padeciendo esta enfermedad.
Tratamiento
El tratamiento para el cáncer de riñón comprende generalmente la cirugía a través de la que se extirpa el riñón afectado. Cuando el cáncer está en una etapa avanzada y ha afectado a otros órganos se puede recurrir a una radioterapia, en esta fase se destruyen las células cancerígenas. Otro de los tratamientos es el inmunológico que se caracteriza por reforzar el sistema inmunitario para que este mismo tenga las defensas para combatir los tumores.
¿Cómo se previene?
En varios casos la causa del cáncer de riñón es desconocida. No obstante, existen algunas medidas que evitan el riesgo a sufrir esta enfermedad.
Una de ellas es dejar de fumar cigarros ya que estos forman parte de los factores de riesgo de esta enfermedad. Además, los estudios sugieren que se mantenga un peso saludable, por ello tener una buena alimentación evitando las grasas es vital para prevenir esta enfermedad. Para las personas que tienen una alta presión arterial se recomienda que se realicen un chequeo médico para descartar el cáncer al riñón.