Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Cáncer Oral

¿Qué es?
El cáncer oral es aquel que abarca las zonas la lengua y los labios. También ataca las zonas adyacentes como la parte interna de las mejillas, el piso de la boca, las encías y el paladar.
En su mayoría estos cánceres tienden a diseminarse con velocidad, pues son carcinomas escamoleculares.
¿Cómo se ocasiona?
Estos cánceres, así como los otros que dañan los lugares cercanos, tienen entre sus factores de riesgo el hábito de fumar y el consumo excesivo de alcohol.
También son considerados entre factores de riesgo otras afecciones como por ejemplo el sistema inmunitario débil, mala limpieza dental y bucal, infección por el virus del papiloma humano, úlceras bucales e irritación crónica en la boca.
Los hombres son más propensos a este cáncer que las mujeres.
¿Cuáles son sus síntomas?
Entre los síntomas de esta condición tenemos abultamiento en el cuello, problemas para tragar, heridas en la boca que no sanan, manchas blanquecinas o rojizas dentro de la boca, dolor de oído, hemorragias en la boca, caída de los dientes, problemas en la lengua, entre otros.
Tratamiento
El diagnóstico se puede dar a través de una biopsia tomada de las heridas, si es que el enfermo las tuviera, de la boca, las encías, la lengua u otras áreas cercanas.
El tratamiento de estos cánceres dependerá de la ubicación del tumor y del grado de avance de la enfermedad (I, II, II y IV). El cáncer puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo para el momento de su detección. Las vías de propagación son a través del tejido, a través del sistema linfático y por medio de la sangre.
Como en la mayoría de los cánceres el tratamiento es una vinculación entre la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Como terapias coadyuvantes se puede utilizar terapias para mejorar las facultades perdidas o deterioradas como el habla, la masticación o la habilidad para tragar.
¿Cómo se previene?
Este cáncer se previene evitando los factores de riesgo, sobre todo, el fumar y el consumir alcohol. Asimismo, la corrección oportuna de problemas dentales y una buena limpieza bucal pueden ayudar a mantenerse alerta.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna