Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Cardiomiopatía

¿Qué es?
La cardiomiopatía es el nombre que se usa para llamar a las enfermedades del músculo cardíaco. Estas pueden aumentar el tamaño del corazón o hacerlo más grueso y rígido que lo normal. La cardiomiopatía puede ser clasificada como primaria o secundaria. En la primaria no existe ninguna enfermedad del corazón y la secundaria se asocia a enfermedades que afectan a otros órganos además del corazón.
Existen tres tipos de cardiomiopatía: dilatada, hipertrófica y restrictiva. La cardiomiopatía dilatada es la más común de todas y se da cuando la cavidad cardíaca se agranda y estira, y es por ello que el corazón se debilita y no bombea de manera normal. La cardiomiopatía hipertrófica es cuando la masa muscular del ventrículo izquierdo se agranda causando la obstrucción del flujo sanguíneo. La cardiomiopatía restrictiva es cuando el músculo cardiaco de los ventrículos se vuelve muy rígido.
¿Cómo se ocasiona?
No existe una sola razón por la que se manifieste la cardiomiopatía. Generalmente se da cuando la persona ha sufrido un infarto, tiene una presión arterial alta, algunas infecciones, tiene antecedentes familiares que han tenido esta enfermedad o presenta defectos congénitos del corazón. Esta enfermedad puede causar insuficiencia cardiaca, ritmo cardíaco anormal o un paro cardíaco.
¿Cuáles son sus síntomas?
La falta de aliento con un origen desconocido es el síntoma más común de esta enfermedad. Otros síntomas que se han visto en otras situaciones son la hinchazón, un desmayo o dolor en el pecho, que consiste en una sensación de presión aguda en el medio del tórax.
Tratamiento
De acuerdo a su médico el paciente podrá tomar una serie de medicinas para combatir esta enfermedad. Algunas ayudarán a que el corazón lata eficazmente, otras a proteger los pulmones de líquidos en exceso o también a prevenir la coagulación de la sangre. La práctica de ejercicio físico moderado a un nivel en que el paciente pueda realizarlo también es parte fundamental para reducir el riesgo de esta enfermedad.