Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Cataratas

¿Qué es?
Las cataratas son una afección ocular que consiste en la opacidad o pérdida de transparencia del cristalino, el componente del ojo humano que permite enfocar los objetos ubicados a distintas distancias.
¿Cuáles son las causas?
El envejecimiento natural es la causa principal de la pérdida de transparencia del cristalino, sin embargo, las cataratas también pueden afectar eventualmente, a niños y a personas jóvenes. El factor genético puede ocasionar que un bebé presente cataratas al poco tiempo de nacer, igualmente, las cataratas congénitas pueden aparecer en el feto si es que la madre padeció ciertas infecciones, como la rubéola, durante el embarazo. Algunos factores también pueden influir en el desarrollo de las cataratas, tales como el hábito de fumar, la exposición a radiaciones excesivas o un traumatismo ocular fuerte (golpe). La diabetes también es una enfermedad asociada a la aparición de las cataratas.
¿Cuáles son los síntomas?
Dependiendo del tamaño y de dónde se encuentre ubicada la catarata en el cristalino, el paciente será capaz de darse cuenta que la afección está en curso. Por ejemplo, si la opacidad se encuentra en el borde externo del cristalino, es probable que no se advierta ningún cambio en la visión, sin embargo, si la opacidad está ubicada cerca al centro del lente, sí se sentirá el cambio ya que ésta afectará la visión. Las cataratas también pueden producir una visión doble (diplopía), en el ojo que está afectado.
Tratamiento
Dado que su avance es lento, en un principio, se pueden aliviar las molestias de una visión borrosa usando anteojos antirreflejos, mejorando la iluminación o utilizando lentes de aumento. Sin embargo, el tratamiento quirúrgico es el indicado cuando las cataratas están en un nivel de desarrollo avanzado. La cirugía consiste en la extirpación del cristalino opaco y reemplazarlo por un lente artificial.
¿Cómo se previene?
Las cataratas suelen aparecer de forma natural, sin embargo, la exposición de la vista a la luz intensa, está asociada con la aparición prematura de esta dolencia. Por ello, es recomendable usar anteojos de sol y visera cuando se está expuesto a la luz solar. Igualmente, si el oficio o profesión de una persona la expone a la luz intensa y brillante, es importante contar con el equipo protector necesario.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna