Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Mente Saludable
2017-10-19 18:36:03

Cómo detectar la depresión en los adultos mayores

La tercera edad trae consigo cambios que para muchas personas son difíciles de aceptar. Los problemas de salud que empiezan a ser más recurrentes, la sensación de ya no poder hacer tantas cosas como antes, y la pérdida de amigos y seres queridos son algunos de estos.

Muchas veces, estas experiencias y condiciones propias de la edad pueden afectar emocionalmente a la persona, al punto de llevarla a un estado de depresión. Como sabemos, se trata de un trastorno que se caracteriza por sentimientos de tristeza, ira o frustración permanentes. En los adultos mayores puede presentar particularidades.

 

Causas de la depresión

Para algunas personas, el estado de apatía, irritabilidad y desgano de los adultos mayores es algo característico de la edad. Sin embargo, el hecho de que pueda ser algo generalizado no quiere decir que sea normal. Es necesario prestar atención para saber si nos encontramos frente a un proceso depresivo.

Como ya indicamos, las causas de depresión en los adultos mayores pueden ser muchas. A los problemas de salud y fallecimiento del cónyuge u otras personas cercanas, podemos sumarle cambios como por ejemplo una mudanza a un centro geriátrico, lo cual puede generar en algunos ancianos sensación de abandono.

adulto3

La pérdida de la independencia (el ya no poder realizar algunas tareas sin ayuda de otros) suele ocasionar en el adulto mayor la sensación de inutilidad. Asimismo, la depresión también puede estar asociada a padecimientos como el Parkinson, enfermedades del corazón o el cáncer, que desgastan emocionalmente.

Esto nos lleva a los factores biológicos de la depresión en personas mayores. Además de las enfermedades, a veces la depresión puede generarse por alteraciones bioquímicas a nivel cerebral, o debido a un déficit vitamínico y de minerales en la dieta. Los problemas en las glándulas tiroides también pueden ser una causa.

 

Principales síntomas de la depresión

 

Si bien la depresión es un trastorno del estado de ánimo, no es raro que los adultos mayores deprimidos presenten también algunos déficits neuropsicológicos. Estos son cambios a nivel cerebral que pueden reducir su velocidad de procesamiento, memoria y atención.

La depresión en los adultos mayores puede afectar también a su capacidad de concentración. La persona tendrá más dificultad para procesar nuevos datos, mostrándose más despistada y olvidadiza. Esto hace que en ocasiones se confunda la depresión en los mayores con la demencia senil y el Alzheimer.

adulto4

Sin embargo, hay signos que permiten diferenciarlos. Por ejemplo, la pérdida de memoria debida a la depresión comienza de repente, mientras que en el Alzheimer o en la demencia senil aparece de manera lenta. Asimismo, una persona en depresión se preocupa por su falta de memoria; quien padece de demencia no se percata.

La dificultad para prestar atención en una persona con depresión se debe a que su pensamiento está invadido por ideas negativas. Por otra parte, sus olvidos fluctúan con sus estados de ánimo, mientras que en la persona con Alzheimer, los olvidos son constantes.

 

Tratamiento

 

Suele consistir en la combinación de dos tipos: tratamiento físico (prescripción de fármacos antidepresivos) y técnicas psicológicas. El primero de estos se utiliza cuando el cuadro depresivo es grave, afectando el apetito, el sueño, la capacidad de concentración y las ganas de vivir.

Cabe esperar que los síntomas de la depresión mejoren al cabo de unas cuatro semanas de haber empezado a consumir los fármacos. Después de ello, se podrá empezar el tratamiento psicológico, el cual consistirá en una terapia realizada por un especialista.

A algunas personas mayores les cuesta acostumbrarse a tener que exponer sus sentimientos a alguien, pero se debe tener en cuenta que este tipo de tratamientos son muy útiles y prácticos. El especialista puede, por ejemplo, enseñarle técnicas de relajación y manejo de la ansiedad.

adulto5

Por último, es necesario tener en cuenta que la depresión tiene repercusiones también en el ámbito social de la persona, ya que puede tender a aislarse del resto. En este sentido, es importante tratar de realizar una rutina de actividades y, si es en grupo, mucho mejor.

Como sabemos, la depresión es un trastorno que afecta no solo a quien la sufre directamente, sino también a su entorno. Es importante ser paciente y comprensivo con la persona, así como mostrarle interés y acudir a los especialistas en el momento oportuno. Recibe más información para mejorar tu salud, suscribiéndote a nuestro blog.

suscribcion-blog-auna-consejos-de-salud