Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Maternidad
2017-06-07 11:00:57

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi bebé recién nacido?

Hay quienes establecen la rutina de limpieza y baño de sus bebés recién nacidos a diario, mientras que otros lo hacen cada dos días. ¿Qué dicen los expertos al respecto? ¿Cuál es la frecuencia ideal para bañar a tu bebé? A continuación, te lo explicaremos más claramente.

¿En qué momento debo darle el primer baño?

Los pediatras recomiendan que al principio es suficiente limpiarlo(a) con un pañito suave humedecido con agua tibia. Recuerda que no se va a ensuciar tanto como un adulto y que su cuerpo tiene un sistema de limpieza propio.

Para hacerlo, puedes acostar a tu bebé sobre una superficie suave (como una toalla limpia). Tienes que limpiar, con delicadeza, una extremidad a la vez. Primero empiezas por sus piernas y pies. Las secas con toques suaves y pasas a los brazos. Finalmente, su cara con mucha precaución para que no le hagas daño a su vista.

Sin embargo, cuando llegue el día en el que el cordón umbilical termine de caerse, debes darle el primer baño. Esto ocurre, aproximadamente, a los 15 días de nacido. Desde ese instante estará listo para ser bañado en una pequeña bañera.

banar-bebe-recien-nacido-interdiario

¿Cómo deben ser los baños?

  • Primero, si es posible, pide la ayuda de otra persona para que pueda sostenerlo.
  • Luego, necesitarás 6 cm de agua tibia en la bañera, así que no la llenes hasta el límite.
  • Después, recuerda que estos baños no tienen que ser muy largos, pero sí efectivos.
  • Ahora sí, introduces -poco a poco- a tu bebé al agua. Como es una experiencia nueva para él, seguramente se estresará o llorará, pero no dejes que eso te preocupe. Puedes utilizar canciones de fondo para distraerlo.
  • Con la ayuda de otra persona, sostenlo. La zona más importante en esta limpieza es la del pañal. Dedícale una especial atención porque si la piel de tu bebé entra en contacto con las bacterias, podría sufrir infecciones.
  • Antes de terminar, pasa por las extremidades; la parte posterior de las rodillas y cuello; las axilas y detrás de las orejas.
  • Si tu bebé nació con cabello, usa un shampoo especial para bebés.
  • Antes de secarlo, asegúrate que ninguna zona ha quedado enjabonada.

Ahora sí, tu bebé está limpio. Pero, ¿cuándo lo vuelves a bañar? Alrededor del mundo, los pediatras señalan que bañar a un bebé por 3 veces a la semana es más que suficiente. Como dijimos antes, ellos no sudan ni se ensucian tanto como los niños o adultos.

Es importante que uses productos que sean aptos para su piel, que no tengan químicos ni preservantes. Si es posible, que tengan un pH balanceado. Si notas que tu bebé se relaja, como sucede en otros casos, después de ser bañado, entonces puedes incorporar el baño dentro de la rutina antes de que duerma. Así dormirá tranquilamente.

Ya lo sabes, esta es la manera correcta de manejar la limpieza de tu bebé. Al comienzo puede ser complicado, pero se acostumbrará y cada vez le gustará más. Si quieres conocer más consejos para el cuidado de tu embarazo,
descarga ahora nuestra guía gratuita.

cta-blog-descarga-guia-basica-madres-primerizas-auna