Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Cuida tu Corazón
2018-01-22 10:00:29

Consejos para mantenerte activo este verano

En verano todos queremos estar en forma. Además, el clima nos invita a levantarnos más temprano y hacer actividad física, de preferencia al aire libre. Los parques empiezan a poblarse de gente haciendo ejercicio y los gimnasios y piscinas están llenos.

Cualquier opción que elijamos para ejercitarnos es buena, pero debemos tener en cuenta que en esta época el esfuerzo será mayor. El calor y la humedad pueden hacer que nuestro deporte sea un verdadero reto. Por eso, te damos una serie de consejos para que esta temporada te ejercites saludablemente.

 

¿Cómo hacer nuestras rutinas más seguras?

Elige bien tu horario

Este es un factor clave. Si te ejercitas al aire libre, debes saber que entre el mediodía y las 3 p.m. el calor es más intenso, por lo que es mejor evitar estas horas. Entrénate en los momentos más frescos del día, es decir, muy temprano o al final de la tarde.

 

Hidrátate

No esperes a tener sed para tomar agua. Es recomendable beberla antes, durante y después del entrenamiento. Si sales a correr o hacer bicicleta, lleva una botella para beber durante tu ruta. Puedes hacerlo en pequeños sorbos, para evitar una sensación de llenura que te impida seguir ejercitándote.

Vístete adecuadamente

Es preferible usar ropa especialmente diseñada para hacer deporte, ya que está hecha del material necesario para que el calor no te afecte tanto o para absorber la humedad. Utiliza prendas ligeras, no muy ajustadas y de colores claros. No olvides usar lentes para el sol y un buen bloqueador.

 

No fuerces tu capacidad

No te entrenes desde el inicio de la temporada como lo hacías habitualmente. Da tiempo a tu organismo para que se adapte al calor, a las nuevas condiciones y así evites lesiones. Por ejemplo, si sales a correr, hazlo descansando en algunos tramos para buscar la sombra y beber agua.

Mucho cuidado si tienes una condición especial

Si padeces diabetes, alguna enfermedad cardiovascular o crónica, conversa con tu médico sobre cuál es la rutina de ejercicios que más te conviene. Ten en cuenta que algunos medicamentos pueden alterar la forma como tu organismo responde al calor.

 

La alimentación es clave

Si vas a exigir a tu cuerpo, también debes nutrirlo adecuadamente. Te recomendamos consumir snacks ligeros antes y después de cada entrenamiento. Las frutas frescas siempre son necesarias, y entre estas te recomendamos la sandía, el melón, el durazno y las frutas de estación. Puedes consumirlas también en jugos y batidos.

 

Consume también muchas ensaladas, con verduras como zanahoria, apio, pepino, así como granos, legumbres y pescados como el atún blanco o el salmón. Procura comer ligero, ya que las carnes, las grasas y alimentos fritos te harán sentir más aletargado. Evita también el exceso de sal, ya que esta ocasiona la retención de líquidos.

 

Escuchando a tu cuerpo

Si sientes que el calor es excesivo, prueba otras formas de entrenarte. Por ejemplo, podrías buscar actividades dentro de ambientes cerrados, como por ejemplo un gimnasio o centro de actividad física. Incluso puedes seguir una rutina de ejercicios en casa.

 

También es muy importante saber reconocer los síntomas de que algo no anda bien. Por ejemplo, el cuerpo nos da señales muy claras cuando está empezando a deshidratarse. La sed es la primera de ellas. Por eso te decíamos que no debes esperar a sentirla para tomar agua.

 

Otros síntomas son la piel seca y fría, la boca seca, el dolor de cabeza y los calambres. Tener pocas ganas de orinar, u orinar de un color amarillo oscuro, pueden ser señales de deshidratación severa. Esto puede derivar en una sensación de confusión e incluso pérdida de la conciencia.

 

Las opciones para ejercitarse en verano son muchas. Y no necesariamente implican practicar algún deporte. Actividades cotidianas como salir a caminar, pasear a tu mascota, subir escaleras o ir al centro comercial pueden ser de ayuda. Lo importante es mantenerse activo. Y para más información saludable, suscríbete a nuestro blog.

suscribete mejores consejos de salud