Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

CUANDO NO ES EL NOMBRE DE UN RITMO

Alguna vez se denominó a un ritmo con el nombre de “Dengue”, pero lo cierto es que es una enfermedad que puede ser mortal si no es atendida a tiempo.
El dengue es transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegipti, que transmite un virus y en muchas partes del país constituye una verdadera y peligrosa plaga.
La hembra del insecto pone sus huevos en el agua y de allí la importancia de no tener aguas estancadas en el hogar, centros de trabajo o sus cercanías. Hay que evitar los charcos y las botellas, envases o cualquier contenedor donde el agua pueda acumularse estancándose. Es necesario mantener bien tapados todos los recipientes donde se tenga que almacenar agua, no dejando la superficie de ésta al aire libre nunca.
La enfermedad presenta al principio síntomas parecidos a la gripe, pero lo mejor es acudir al médico para que diagnostique e indique el tratamiento adecuado. No hay que automedicarse, como siempre, ya que es muy peligroso porque pueden existir confusiones y hacerlo todo más grave.
En el mundo, cada año, se estima que ocurren 100 millones de casos de dengue y en Sudamérica los países que se ven afectados especialmente por esta enfermedad son Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela.
El dengue es en algunos lugares un asunto de salud pública, por lo que en las zonas donde se presenta algún caso, las autoridades sanitarias efectúan fumigaciones que protejan a la población eliminando así a los peligrosos mosquitos.