Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Médico de Cabecera
2017-02-10 10:33:55

Descubre los riesgos de la gastritis, sus causas y síntomas

¿Te ha pasado que has sentido hincones en el estómago, hinchazón y sientes un gran malestar? Dejar de lado el cuidado de nuestra salud puede traer varias consecuencias, como causarnos diversos malestares en el cuerpo de manera interna y externa. Una de las más comunes: la Gastritis.

  1. ¿Qué es la Gastritis?

La gastritis es una fuerte inflamación en el revestimiento mucoso del estómago, aquel que lo protege de los ácidos gástricos durante la digestión de los alimentos.

 

  • Gastritis crónica: Esta puede durar varios años, degradando con el tiempo las paredes del estómago y haciendo que los síntomas se intensifiquen cada vez más.

 

  • Gastritis aguda: Puede durar desde algunas horas hasta varios días . Tiene síntomas que se presentan de manera fuerte, pero tienen una corta duración y disminuyen en cuanto la persona mejora sus hábitos.

 

  1. ¿Cuáles son sus causas más comunes?

Las causas de la gastritis son variadas, debido a que existen diversos agentes que podrían causar la descomposición de las paredes mucosas que protegen el estómago. Entre ellas están:

 

  • Bacterias: Infección por la bacteria Helicobacter pylori. Al poder sobrevivir en ambientes ácidos, esta bacteria se logra ubicar en el estómago y desintegra la mucosa que lo cubre. Suele contagiarse por aguas contaminadas, alimentos o contacto con otras personas que lo padezcan.
  • Alimentos altos en grasa y que no proveen fibra: Una dieta alta en estos alimentos produce irritaciones en el estómago y un sobre-esfuerzo, así la persona no los percibe inmediatamente.
  • Medicamentos anti-inflamatorios: Medicamentos tales como la aspirina, el ibuprofeno u otros, causan irritación a la mucosa estomacal. Antes de consumirlo, consulta a tu médico de confianza y evita automedicarte.
  • Anemia perniciosa: En este tipo de anemia, el estómago es incapaz de absorber nutrientes como la vitamina B12 para mantener el cuerpo sano y equilibrado.
  • Reflujo gástrico: Se da cuando el reflujo vuelve al esófago y lo irrita, causando úlceras. Es producto de un horario alimenticio desordenado y malos hábitos.
  • Causas emocionales: En estos casos, el estrés causa el debilitamiento del revestimiento mucoso del estómago, provocando gastritis.
  • Otros malos hábitos: El cigarro y el alcohol, además de hacer daño a nuestro hígado y pulmones, son fuertes detonantes de gastritis de tipo aguda.
  • La edad: El pasar de los años hace que naturalmente se vaya degenerando el revestimiento estomacal.

 

  1. Síntomas y diagnóstico

Hay algunos casos donde los síntomas no están presentes hasta que la situación se torna severa, como lo es en la gastritis crónica. Sin embargo, los síntomas más comunes para diagnosticar este malestar son:

 

  • Dolor de estómago
  • Náuseas
  • Eructos
  • Vómitos
  • Ardor estomacal
  • Mareos
  • Hinchazón abdominal
  • Sangrado gastrointestinal
  • Inapetencia
  • Cansancio y somnolencia
  • Baja presión arterial

 

La prueba más común es la gastroscopia, donde el médico examina cómo se encuentra el revestimiento del estómago y extrae pequeñas muestras para examinar. Asimismo, si la situación lo amerita, el médico solicitará exámenes de sangre y heces.

 

  1. ¿Qué hacer?

Sea que padeces de los síntomas o ya se te ha diagnosticado este mal, recomendamos tratarlo inmediatamente con tu médico de confianza. Su descuido podría ocasionarte úlceras y, en el peor de los casos, cáncer estomacal.

Por otro lado, la mejor manera de prevenir la gastritis es llevando un estilo de vida saludable. Incluye ejercicios de relajación y evita la ingesta de bebidas alcohólicas, medicamentos anti-inflamatorios o el tabaquismo.

 

Asimismo, llevar una dieta rica en fibras, antioxidantes y baja en grasas, hará que tu estómago lleve un buen proceso digestivo y prevenga el cáncer.