Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Distrofia muscular

¿Qué es?
Es un grupo de trastornos que comprende la debilidad muscular y hace perder el tejido muscular. Con el tiempo las condiciones van a empeorar.
¿Cómo se ocasiona?
Es una afección hereditaria y puede presentarse tanto en la niñez como en la edad adulta, pero las formas que más severidad reviste, se suelen dar al principio de la infancia.
Existen hasta siete tipos de distrofia muscular.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas van a variar de acuerdo al tipo de distrofia de la que se trate.
La totalidad de los músculos o grupos de éstos son afectados.
Algunos de los síntomas son: debilidad muscular que va haciéndose más grave de manera lenta. Retraso en el desarrollo normal de las destrezas musculares del movimiento. Dificultad en la utilización de uno o varios grupos musculares; babeo, párpado caído. Pérdida en el tamaño de los músculos y fuerza en éstos (adultos), frecuentes caídas, demora para caminar en los niños. Problemas para caminar en los adultos.
Tratamiento.
No existe cura conocida para las diferentes clases de distrofia muscular. Se pueden controlar los síntomas por medio de fisioterapia y ayudar por medio de aparatos ortopédicos, mejorando la movilidad con sillas de ruedas, etc. Las personas deben privilegiar la movilidad, porque el reposo en cama, por mucho tiempo, puede agravar las dolencias. Es el médico quien diagnosticará y recomendará los tratamientos a seguir por el paciente.
¿Cómo se previene?
Al ser trastornos genéticos no hay forma de prevenirlos, salvo, si existen antecedentes familiares, consultar con el médico quien determinará los pasos a seguir.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna