Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Gral
2016-04-12 00:00:00

Donar Vida

14 de junio: Día del donante de sangre
donar vida
Dar vida, eso es donar sangre.
Según las estadísticas, la cifra de aquellos que son donantes de sangre en el Perú es ínfima. Todos somos conscientes de lo invalorable que es la vida y sin embargo a muy pocas personas se les ocurre que la vida de otros, está en esa sangre que podrían donar.
Por eso, el “Día Mundial del Donante de Sangre”, este 14 de junio, se celebra verdaderamente, a quienes dan vida a otros. Es un día especial y busca también y sobre todo, llamar la atención para que aumente cada vez esta muestra de solidaridad humana.
La OMS (Organización Mundial de la Salud), propone que el tema específico de este día sea “Sangre segura para salvar a las parturientas” y busca sensibilizar a la población de la importancia que tiene el acceso seguro y oportuno a la sangre y los derivados de esta, para la transfusión materna, con el fin de prevenir la mortalidad.
Parece un tema lógico y sencillo, pero no ocurrirá mientras no haya sangre suficiente de la que se pueda disponer; es decir, mientras no existan los donantes que la compartan.
A veces se suele temer a la donación de sangre porque hay muchos mitos alrededor, como el que hacerlo engorda, debilita y otros más. Nada de esto es cierto.
La persona adulta y saludable, tiene aquí la oportunidad de contribuir a una muy buena causa, salvando vidas. Debemos fomentar en nuestro barrio, en nuestra ciudad y en el país entero una verdadera marea de donaciones de sangre, no una ola simplemente, porque esta es pasajera, sino un esfuerzo sostenido, constante, que permita a quienes lo necesitan, que son muchos, contar con lo que contribuirá a salvarles la vida.
Hay que pensar que por lo menos una vez al año podemos efectuar no solo una buena acción, sino cumplir con nuestro deber de seres humanos. Este día 14 debe hacernos pensar y lo que es más importante: ¡actuar!
Quienes nos necesitan, aunque no nos conozcan, ni nosotros a ellos, están esperando nuestro aporte, que es un verdadero aporte de vida. Recordemos siempre el dicho: “Hoy por ti, mañana por mí”.