Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

El estómago me quema, y si como algo... ¡más me quema!

La gastritis es una enfermedad bastante común y muy molesta para el que la sufre.
Se produce por la inflamación de la mucosa gástrica y uno de los síntomas es el “ardor” que se siente en el estómago por causa de malos hábitos alimenticios, ingestión de licores, desórdenes de la autoinmunidad, excesivo consumo de analgésicos, infección causada por la bacteria “Helicobacter pylori” y otras razones que solo el médico va a analizar en su diagnóstico para recetar adecuadamente.
No cometa el error de automedicarse, pues podría agravar la gastritis, a pesar que en el mercado se ofrece todo tipo de remedios. Solamente un médico puede diagnosticar y hacer lo necesario para curar la enfermedad. Acuda a él al menor síntoma, ya que de no hacerlo, su gastritis se verá agravada y no vale la pena arriesgarse cuando se puede tener a la mano una opinión profesional y consejo médico.
Prevenga la gastritis evitando comer en exceso y suprimiendo las comidas irritantes. Condimentar mucho los alimentos puede traer problemas gástricos; no se acueste inmediatamente después de comer. Trate de no ingerir sus alimentos apuradamente; tampoco tome algo muy caliente o muy frío. Ése “ardor de estómago” puede ser gastritis y antes de que le suceda es preferible que prevenga. La gastritis no solo es molesta y dolorosa, sino que le va a impedir disfrutar plenamente de lo que haga.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna