Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Encefalitis

¿Qué es?
La encefalitis es la inflamación del cerebro generalmente causada por una infección viral, aunque también puede ser producida por bacterias, hongos o parásitos. En la mayoría de los casos la enfermedad es asintomática y leve, sin embargo, en ocasiones puede ser grave y causar daños duraderos, incluso la muerte. Los casos más graves suelen ocurrir en bebés recién nacidos y ancianos.
¿Cuáles son las causas?
Varios tipos de virus pueden provocar la encefalitis, entre ellos el virus del herpes simple, sarampión, paperas, rabia, rubéola, varicela, adenovirus, virus del Nilo Occidental, entre otros. La transmisión de la enfermedad dependerá del tipo de virus, por ejemplo, el contagio podría producirse por vía aérea o el contacto directo (sarampión) o por la picadura de un mosquito portador (virus del Nilo Occidental).
¿Cuáles son los síntomas?
La persona afectada puede presentar fuertes dolores de cabeza, fiebre súbita, vómitos, fatiga, somnolencia, dolores musculares y, en casos severos, convulsiones y problemas de percepción de los sentidos.
En los bebés, la enfermedad puede identificarse por el llanto constante, náuseas, vómitos, y por el abultamiento en la zona blanda del cráneo (fontanela o mollera).
Tratamiento
El tratamiento para la encefalitis incluye el control de los síntomas, la eliminación del virus y la prevención de posteriores secuelas neurológicas. Entre las medidas generales, es recomendable el consumo de abundantes líquidos y el reposo absoluto. Asimismo, la administración de medicamentos antiinflamatorios y antivirales por vía intravenosa recetados por el médico especialista, reducirá la inflamación y combatirá la infección. Una vez controlada la infección, es probable que la persona necesite fisioterapia o terapia del lenguaje.
¿Cómo se previene?
Es importante prevenir el contacto con personas que tengan la enfermedad. Igualmente, la protección contra las picaduras de mosquitos en lugares de riesgo, puede evitar la transmisión de varios virus. Vacúnese y vacune a sus niños contra los virus que provocan la enfermedad, así mismo, mantenga medidas de higiene saludables.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna