Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Endocarditis

¿Qué es?
La endocarditis es una enfermedad que consiste en la inflamación de la membrana interna del corazón, o endocardio, debido a una infección bacteriana. Los gérmenes llegan al corazón desde otra parte del cuerpo, con frecuencia, desde la boca. Si bien la enfermedad puede afectar a cualquier persona, es mucho más común en personas con enfermedades cardiacas previas. La enfermedad puede dañar las válvulas y cavidades internas del corazón, amenazando la vida del paciente.
¿Cuáles son las causas?
La enfermedad es poco frecuente en corazones saludables, y común en personas con enfermedades y condiciones cardiácas previas que facilitan el ingreso de las bacterias al interior del corazón. Entre las causas principales se encuentran la presencia de una válvula cardiaca artificial, enfermedad previa de las válvulas del corazón y cardiopatías congénitas. Otros factores de riesgo son las manipulaciones odontológicas que pueden contribuir con el paso de las bacterias al torrente sanguíneo, y la adicción a las drogas, debido a la aplicación intravenosa en malas condiciones de higiene.
¿Cuáles son los síntomas?
El paciente con endocarditis puede presentar diversos síntomas según la bacteria que ataque el endocardio y según su caso personal. Es frecuente la presencia de fiebre, falta de aire, cansancio, pérdida de apetito y la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel. El ritmo irregular de los latidos del corazón (arritmias) y la aparición de soplos cardiacos también son signos de la enfermedad.
Tratamiento
La eliminación de gérmenes se trata con altas dosis de antibióticos. Si el tratamiento no ha sido suficiente para eliminar la infección, puede ser necesario someter al paciente a una cirugía para limpiar directamente las válvulas o cambiarlas por una prótesis.
¿Cómo se previene?
Las personas que presentan alto riesgo de contraer la enfermedad necesitan mantener una higiene dental saludable. Asimismo, es importante informar al médico antes de cualquier tratamiento odontológico o cirugía sobre el factor de riesgo de la enfermedad, para recibir el tratamiento preventivo (antibióticos) adecuado. Para los pacientes con enfermedades congénitas del corazón es importante la revisión periódica, ya que la endocarditis tiene mejor pronóstico al ser detectada a tiempo.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna