Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Enfermedad Celíaca

¿Qué es?
La enfermedad celíaca, también conocida como celiaquía, es la intolerancia al gluten (presente en alimentos como el trigo, la avena, la cebada, ente otros). Este trastorno ocasiona problemas en el intestino delgado como la poca absorción de nutrientes importantes: vitaminas, calcio, proteínas carbohidratos, grasas, entre otros.
Cuando una persona celíaca ingiere gluten, su sistema inmunitario reacciona y ataca el revestimiento del intestino delgado haciéndole daño a sus vellosidades. Si estas se encuentran dañadas los nutrientes no podrán ser debidamente absorbidos.
¿Cómo se ocasiona?
No se tienen muy esclarecidas las causas que provocan la celiaquía. Sin embargo, una de las causas puede ser hereditaria. Si un miembro de la familia sufre la enfermedad uno de cada otros diez miembros tiene la posibilidad de contraerla.
Un enfermo de celiaquía puede tener la enfermedad latente por muchos años, hasta que puede activarse por la aparición de un cuadro de lesión física, estrés e infección.
¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas de esta enfermedad varían en cada persona. Estos pueden ser: dolor abdominal, estreñimiento, diarrea constante o periódica, náuseas, intolerancia a la lactosa, vómitos, pérdida del apetito, pérdida de peso involuntaria, gases, indigestión.
Con el transcurrir de los años, otros síntomas pueden manifestarse: formación de hematomas, sangrado de la nariz, calambres en los músculos, dolor en las articulaciones, agotamiento, cuadros depresivos y de ansiedad, adormecimiento en las manos y en los pies, úlceras en la boca, ausencia de menstruación en las mujeres, picazón, anemia, entre otros.
En los niños celíacos los síntomas son: falta de crecimiento, ánimo irritable, demora en pasar a la pubertad, problemas con el esmalte de los dientes, cambio de color en la dentadura, diarrea, heces malolientes, náuseas, vómitos.
Tratamiento
La enfermedad celíaca no tiene cura. Por ello el tratamiento deberá seguirse durante toda la vida. Consiste en estar bajo una dieta estricta que no contenga gluten. No podrá consumir panes, pastas, cereales y alimentos procesados. Los alimentos que el enfermo puede y debe consumir son: verduras, menestras, carnes, pescado, huevos, frutas y cereales sin gluten.
Algunas medicinas también están compuestas de gluten por lo que el enfermo debe tener en cuenta este aspecto. Un nutricionista puede guiarlo a seguir una dieta saludable y sabrosa.
¿Cómo se previene?
No se puede prevenir la enfermedad. Pero sí es posible detectarla tempranamente teniendo conocimiento de los antecedentes familiares.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna