Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Esclerosis Múltiple

¿Qué es?
La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad neurológica, autoinmunitaria y progresiva que inflama y destruye la mielina (capa que recubre los nervios y que permite la transmisión de impulsos a lo largo de las neuronas) del cerebro, nervio óptico y sistema nervio central (SNC).
¿Cómo se ocasiona?
La esclerosis múltiple se produce cuando las células inmunitarias del organismo atacan el sistema nervioso e inflaman la mielina, lo cual bloquea los impulsos nerviosos del sistema nervio central.
No obstante, los estudios médicos desconocen cuál es la causa exacta de la esclerosis múltiple y sostienen que esta enfermedad, que afecta mayoritariamente a mujeres entre los 20 y 40 años de edad, puede ser ocasionada por un defecto genético.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas de la esclerosis múltiple se presentan a través de episodios que pueden durar entre días y semanas. Durante cada crisis el paciente puede tener síntomas en muchas partes del cuerpo y abarcan el desgaste de la memoria, alteración de la capacidad cognitiva, fatiga, pérdida del equilibrio corporal, espasmos musculares, entumecimiento del cuerpo, dificultad y debilidad para mover las extremidades.
Los síntomas también pueden manifestarse a través del aparato digestivo y los riñones y abarcan el estreñimiento, dificultad para orinar o incontinencia urinaria. Si los síntomas se focalizan en los ojos el paciente podrá experimentar doble visión, movimientos oculares involuntarios o disminución de la visión.
Asimismo, el aumento de la temperatura corporal, las situaciones de estrés y la exposición a altas temperaturas pueden empeorar los síntomas de esta enfermedad neurológica.
Tratamiento
La esclerosis múltiple no tiene cura. Sin embargo, los tratamientos farmacológicos y terapéuticos ayudan a retardar el avance de la enfermedad y a controlar los síntomas.
No obstante, el médico es quien debe diagnosticar la enfermedad por medio de un examen neurológico que indique la disminución en el funcionamiento del sistema nervioso central. Posteriormente, el especialista debe prescribir el tratamiento a seguir.
¿Cómo se previene?
Lamentablemente la esclerosis múltiple no se puede prevenir. Sin embargo, los pacientes que padecen esta enfermedad deben cambiar sus estilos de vida para evitar las situaciones de estrés o la exposición a altas temperaturas. Asimismo, realizar actividad física para agilizar los músculos del cuerpo.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna