Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Lesiones Físicas
2017-03-20 15:12:36

Fascitis Plantar: Qué es y cómo prevenirla

¿Te duelen mucho los pies? ¿Últimamente te resulta una tortura caminar? Quizás pienses que es algo pasajero o que tuviste un día muy pesado y sólo necesitas poner tus pies en agua fría; pero quizás se trate de algo que va mucho más allá, como la fascitis plantar.

Muchas personas podrían padecer de este mal, desde deportistas hasta personas que trabajan diariamente en oficina; sin embargo, no todos saben qué es. No te preocupes,aquí te lo contamos.

 

  1. ¿Qué es la fascitis plantar?

Para empezar a definir este mal, primero debes saber lo que es la fascia plantar. Esta, se trata de un tejido elástico ubicado en la zona de la planta del pie – desde la parte posterior del talón, hasta atrás de nuestros dedos-, cuya función es amortiguar cada paso que damos al caminar.

Cuando realizamos deportes en exceso, caminamos de manera inadecuada, tenemos sobrepeso o incluso no elegimos bien los zapatos; vamos dañando esta banda de tejido de nuestros pies, causando, en efecto, lo que se le conoce como fascitis plantar.

 

Por lo general, las personas que lo padecen suelen estar entre los cuarenta a setenta años; sin embargo, también es común entre las personas que practican distintos deportes, como correr.

 

  1. Posibles causas

La fascitis plantar se produce por la sobrecarga progresiva en esta área de nuestros pies; aquellos factores que ocasionan el exceso de carga, son:

 

  • Usar zapatos incorrectos: Desde usar continuamente zapatos de tacón, ponerte un zapato que no sea de tu talla o aquel que tenga la suela muy delgada y que no le den a tus pies el apoyo que necesita, te pondrá en riesgo.
  • Hacer estiramientos inadecuados: Hacer mal los ejercicios de estiramiento en la zona del pie, o simplemente no hacerlos cuando vamos a hacer deporte, generan mayor tensión a la zona del talón.
  • Estar de pie mucho tiempo: Es peor si se anda sobre superficies muy duras, ya que esto podría provocar una lesión en esta zona del pie.
  • Tener pie plano o cavo: La forma del pie afecta la manera cómo el peso se distribuye en ellos. Si esto se desequilibra, la tensión aumenta y esto puede ocasionar fascitis.
  • Tener los músculos tensionados en la zona de las pantorrillas: Esto dificulta la flexión al momento de caminar, causando un malestar extremo.
  • La edad: Cuando envejecemos, perdemos elasticidad. Asimismo, la capacidad para regenerar nuestras células es menor y esto favorece el desgaste de esta banda muscular.
  • Padecer de sobrepeso: Contar con un índice de masa corporal mayor a 30, incrementa las posibilidades de sufrir este mal.

 

  1. Síntomas de la fascitis plantar

Además del intenso dolor y la sensación de rigidez en la parte inferior de los talones o en la planta del pie; también hay algunos síntomas que podrían indicar la presencia de este mal:

  • Dolor intenso en la planta del pie por las mañanas, que desaparece gradualmente a medida que caminamos.
  • Dolor en el talón tras hacer deportes de manera intensa.
  • Dolor al flexionar el pie.
  • Hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en la zona inferior del talón

Lo ideal, es que cuando se presentan estos síntomas acudas inmediatamente a un médico especialista en traumatología ortopédica; debido a que, esperar a que el dolor se intensifique reduce las posibilidades de su recuperación.

 

Para finalizar, cuidar de nuestros pies es elemental para tener una buena salud muscular, en los riñones y otras áreas de nuestro cuerpo; ya que son la base sobre la que nos apoyaremos siempre. De este modo, para prevenir males como la fascitis plantar, te recomendamos:

 

  • Controlar tu peso: Alimentarte saludablemente hará que evites el peso excesivo sobre tus talones.
  • Acudir a un experto en deportes: Si te quieres aventurar a la práctica de algún deporte, ten presente realizar los ejercicios de estiramiento de manera correcta. Asimismo, te permitirá conocer tu ritmo de ejercicios.
  • Conseguir un buen par de zapatos: Esto, implica no esperar a que las suelas de tus zapatos se desgasten, buscar zapatos que le den el soporte adecuado a tu pie y que, por, sobre todo: sean de tu talla.
  • Conocer tu tipo de pie: Aun si no has presentado síntomas, acudiendo a un podólogo o especialista en pies, podrás descubrir qué tipo de pie tienes y te guiará para saber si necesitas usar plantillas o algún tipo especial de calzado.

 

¿Crees tener fascitis plantar? Acude a uno de nuestros especialistas en Traumatología y Ortopedia, para que te diagnostiquen y asignen un tratamiento. Recuerda que, dejar pasar el tiempo con este mal, reduce las posibilidades de detener el desgaste de la fascia plantar.

suscribete mejores consejos de salud