Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Cuida tu Corazón
2017-11-17 09:39:39

Grasas trans: ¿Qué son y por qué es mejor evitarlas?

Todos hemos escuchado hablar de las grasas trans y que son perjudiciales para la salud, pero ¿sabemos realmente qué son y cómo nos afectan? Es necesario que empecemos sabiendo que, fundamentalmente, hay dos tipos de grasas: las saturadas (principalmente grasas animales) y las insaturadas (vegetales, aceites de oliva, pescado).

Las grasas saturadas son las que elevan lo que se conoce como colesterol malo, aquel que puede causarnos a la larga diversos problemas de salud. Las insaturadas, en cambio, pueden ser muy beneficiosas, ya que nos ayudan a bajar el colesterol en la sangre. Por eso se les considera aliadas de nuestro corazón.

mujer friendo feliz

¿Qué son las grasas trans?

Se trata de grasas cuyo origen es vegetal, pero a las que se les ha añadido hidrógeno, aumentando de esta manera su nivel de colesterol malo y disminuyendo el bueno. Estas grasas también pueden aparecer al calentar el aceite a altas temperaturas. Algunos alimentos de origen animal contienen grasas trans naturalmente.

El proceso de hidrogenación de las grasas se lleva a cabo para prolongar la duración de los alimentos, además de hacerlos más apetecibles. Sin embargo, su consumo excesivo puede traer consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud, como por ejemplo las enfermedades cardíacas.

El consumo de grasas trans es hoy en día tan alto que el problema ya rebasó las fronteras de las edades. Cada vez hay más niños pequeños que presentan colesterol alto y sobrepeso. Esto trae el riesgo de sufrir diabetes. Además, se ha descubierto que el consumo excesivo de grasas trans aumenta la posibilidad de padecer depresión.

mujer pollo grasas

 

¿En qué alimentos se encuentran las grasas trans?

Como indicamos, hay alimentos que contienen grasas trans en cantidades moderadas, por lo cual no son tan perjudiciales. Estos pueden ser la mantequilla, la leche y la carne. El tipo de grasa más dañina está presente en la comida chatarra y los alimentos fritos.

Asimismo, las grasas trans pueden encontrarse en los productos horneados, como los pasteles, tortas, rosquillas, galletas (dulces y saladas). También están en la margarina, los aderezos para ensaladas y las comidas congeladas, así como en las bebidas y gaseosas azucaradas.

¿Cómo evitar las grasas trans?

La solución lógica es disminuyendo el consumo de los alimentos arriba mencionados. Para ello, debemos prestar más atención a lo que compramos en el supermercado, leyendo las etiquetas de los productos, en la lista de ingredientes o el cuadro de información nutricional.

chica mira etiqueta

Ahí podremos observar si el alimento contiene grasa hidrogenada o parcialmente hidrogenada, ya que es una información que debe aparecer obligatoriamente. Por lo general, en los alimentos envasados altamente industrializados encontraremos este tipo de grasas.

Lo más aconsejable es llevar una dieta natural, consumiendo alimentos frescos en la medida de lo posible. Si comes fuera de tu casa, puedes optar por lugares donde se sirven menús saludables, o preguntar qué tipo de aceite utilizan. Al comprar pasteles, galletas o margarina, asegúrate que estén etiquetados como “libres de grasas trans”.

chica con compras

Además, es mejor escoger los cortes de carne bajos en grasas. Lo mismo en el caso de la leche. Y al cocinar, no reutilices los aceites de fritura, recuerda que el calor también puede elevar el nivel de grasas saturadas o trans. Si quieres más información, te invitamos a descargar nuestra guía gratuita para comer saludable.

guia para comer saludablemente