Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Gral
2016-04-12 00:00:00

hemodialisis

Procedimiento médico
hemodiálisis
La hemodiálisis es un tipo de diálisis, procedimiento médico, de soporte vital (que es necesario para que la persona pueda seguir viviendo) al que cientos de miles de personas, en todo el mundo, se someten diariamente.
La importancia de la hemodiálisis es la importancia de la vida y debemos comprender perfectamente que quien lo hace está siendo partícipe de un verdadero milagro, que la ciencia médica posibilita.
En el cuerpo humano, los riñones, cuando están sanos, funcionan como filtros que efectúan la limpieza de la sangre eliminando desechos peligrosos y los excesos de agua y sal. Los riñones también producen hormonas destinadas a mantener sana la sangre y los huesos fuertes. La hemodiálisis suple esta primera tarea, “limpiando” la sangre, para lo cual el enfermo deberá estar conectado a una máquina (un filtro con soluciones, a través del cual pasa la sangre) que hará el trabajo de forma extra corporal, que el o los riñones, si estuvieran sanos, harían.
La operación puede repetirse todos los días en algunos casos, o tener un espaciamiento regular, pero hay que tener en cuenta que hacerlo es imperativo y será el médico quien determine las necesidades de cada paciente. La hemodiálisis suele durar tres a cuatro horas por vez y a pesar de su frecuencia, no deja de ser algo, que si bien el paciente necesita, tiene que realizarse bajo estrictas medidas de seguridad médica, para lo cual existen servicios altamente especializados.
En casos muy severos de daño renal, lo ideal es recurrir al trasplante de riñón, el que necesitará de un donante. Esto supone esperar para encontrar uno que sea compatible y mientras tanto la hemodiálisis seguirá cumpliendo sus funciones de limpieza.
El acto de realizarse una hemodiálisis va a ser una rutina que el paciente debe aceptar y adoptar. El médico dará las indicaciones necesarias alrededor de la ingesta de líquidos y el uso de los fármacos que fuesen necesarios.
Existe también la diálisis peritoneal que cumple similares funciones de limpieza, pero que utiliza el mismo cuerpo humano a través de una membrana interna llamada peritoneo. Finalmente es el médico quien va a recomendar uno u otro camino. Cualquiera que este sea, la diálisis peritoneal o la hemodiálisis, ambas van a requerir de paciencia y la colaboración del paciente.