Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Hernia discal

¿Qué es?
Los discos intervertebrales son unos discos llenos de una sustancia gelatinosa que actúan como almohadillas, permitiendo el movimiento y hacen flexible a la columna (uno puede agacharse o estirarse y alcanzar algo, por ejemplo). La hernia es cuando el disco se sale de su lugar.
¿Cómo se ocasiona?
Generalmente a causa de una lesión o esfuerzo excesivo. La incidencia mayor se da en hombres de edad mediana o avanzada o luego de una actividad muy fuerte y extenuante. También puede ser originada por enfermedades congénitas que afectarán al conducto raquídeo lumbar.
¿Cuáles son los síntomas?
El dolor es el síntoma principal. Este suele producirse a un lado del cuerpo.
Dependiendo, si se trata de una hernia lumbar (la que más frecuentemente ocurre) el dolor podrá ser punzante en la parte alta de la pierna, en los glúteos o en la cadera; también puede sentirse entumecimiento en otros lugares o tener dolor o entumecimiento en la planta del pie o en la parte de atrás de la pantorrilla La pierna misma puede sentirse débil. Si se tratara de una hernia cervical, el dolor se producirá al mover el cuello; es posible que exista un profundo dolor por encima o cerca del omóplato que se va a extender al brazo, al antebrazo y a los dedos de la mano. Podría presentarse un entumecimiento a todo lo largo del hombro, el codo, el antebrazo y los dedos de la mano.No suele darse una hernia discal en la parte torácica de la columna.
El dolor empieza con frecuencia de forma lenta y empeorará por las noches, al toser, estornudar o reír; luego de permanecer de pie o estar sentado. También puede doler al caminar un poco o doblarse hacia atrás. Puede existir debilidad en algunos músculos y habrá dificultades a un lado,para levantar la pierna o el brazo, apretar fuerte con la mano o para pararse en punta de pie. Muchas veces no se siente nada hasta que el médico examina al paciente y le hace efectuar ciertos movimientos.
Tratamiento
Lo que hay que hacer de inmediato ante la aparición de síntomas que hagan pensar en una hernia discal es acudir al médico. Este examinará al paciente y efectuará las pruebas necesarias para recetar lo conveniente en cuanto a medicamentos, comportamiento o ejercicios (fisioterapia). Se debe descansar y seguir al pie de la letra las indicaciones médicas. Si no se obtuviera ninguna mejora, puede ser que se necesite una operación quirúrgica que el médico va a determinar.
Es muy importante cuidar el estilo de vida, bajando de peso y no sometiendo a la columna a ningún esfuerzo que signifique movimientos bruscos o extremos.
¿Cómo se previene?
Para prevenir las hernias discales, es necesario observar una buena higiene postural; es decir, no someter a la columna vertebral a tracciones, torsiones o movimientos bruscos y violentos. Es importante no fumar o dejar de hacerlo. Hay que tener un peso adecuado a fin de no hacer trabajar demasiado a la columna, que tiene que soportarlo. Al agacharse, hacerlo doblando las rodillas y flexionando las piernas. Nunca “doblar” la espalda para ello.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna