Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

¿Y esto qué es?

Es una infección en labios, boca o encías que no debe ser confundida con las comúnmente llamadas “aftas”, sino que está ocasionada por el virus del herpes simple que puede estar inactivo en el cuerpo durante mucho tiempo y activarse cada vez que las defensas del organismo bajen por causas diversas como el estrés, enfermedades con fiebre, períodos menstruales o sobreexposición al sol.
Los síntomas que pueden presentarse son comezón, sensación de hormigueo, calor y dolor en la zona afectada; aumento de sensibilidad, pequeñas llagas de color rosado en la boca, formación de vesículas pequeñas (ampollas), costras amarillas y fiebre leve.
Es una enfermedad que no tiene cura una vez que el virus está en el organismo, pero sí tratamiento. El herpes bucal es contagioso, transmitiéndose mediante el beso o por usar elementos como cubiertos, toallas, máquinas de afeitar, platos y otros artículos que puedan compartirse.
Medicamentos específicos de venta libre, ayudan a reducir las lesiones, su duración y daños.
Es el médico a quien debe acudir en caso de sospechar que usted sufre de herpes bucal. Siga fielmente sus consejos y finalmente, cuidado con lo que come: evite las carnes y aliméntese de frutas y verduras preferentemente.
No lo olvide: no confunda las aftas con el herpes bucal.