Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

“ITIS” ES INFLAMACIÓN

Cuando uno ve el sufijo “itis” agregado a una palabra, médicamente, se está hablando de inflamación.
La faringitis será pues la inflamación de la faringe; de la membrana mucosa que la reviste, más precisamente. Esta es una zona que no se advierte mucho, hasta que tiene problemas.
La faringitis causa dificultad y dolor al tragar o produce inflamación en las amígdalas y enronquecimiento de la voz, síntomas típicos que se deben tener en cuenta, pues son aviso de la presencia de un problema.
La faringitis es común y se puede producir por el clima frío, los cambios de temperatura muy bruscos (a veces se pasa del calor exterior a un ambiente refrigerado o con aire acondicionado puesto al máximo), o por desabrigarse descuidadamente. La faringe sufre y puede inflamarse cuando se grita, fruto del esfuerzo que ésta realiza.
El inhalar humo o sustancias irritantes (como el thinner u otros disolventes químicos) es algo que debe siempre evitarse, pues además de inmediatamente molesto, es un asunto que puede hacer que ocurra una inflamación.
La faringitis debe ser diagnosticada y tratada por un médico y la administración de alguno de los muchos fármacos que existen en el mercado, nunca debe ser autorecetada.
Una faringitis no solo es molesta y dolorosa, sino que si no es tratada profesionalmente a tiempo, puede ocasionar problemas mayores.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna