Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Laberintitis

¿Qué es?
La laberintitis sucede cuando el oído interno se irrita e hincha.
¿Cómo se ocasiona?
Por causa de virus o bacterias. Un resfriado puede significar que este mal se desencadene. También pueden producirla algunos medicamentos (aspirina o ácido acetilsalicílico), alergias o una infección del oído. Pueden aumentar grandemente los riesgos de padecerla el beber grandes cantidades de alcohol, el stress y la tensión emocional; la fatiga, el fumar, las enfermedades recientes o infecciones respiratorias.
¿Cuáles son los síntomas?
El oído interno es muy importante para la audición y el equilibrio. Se puede perder éste y sufrir de disminución de la audición (hipoacusia).
Se siente que uno está girando, aunque se esté completamente quieto (vértigo) y los ojos se mueven solos, haciendo muy difícil el enfocar. Mareos. Puede caerse hacia un lado (por pérdida del equilibrio). Zumbidos u otros ruidos en los oídos. Puede existir hipoacusia en un oído. Náuseas y vómitos.
Tratamiento.
Al aparecer algún posible síntoma de laberintitis es preciso consultar al médico. La laberintitis suele desaparecer al cabo de unas pocas semanas. Sin embargo puede ser incapacitante durante los ataques. El tratamiento ayudará a controlar los síntomas y el médico recetará lo indicado después de un examen. Para reducir la sensación de vértigo se recomienda mantenerse quieto, descansar, evitar los cambios de posición repentinos y los movimientos bruscos. Evitar las luces brillantes, leer y ver la TV durante los ataques. Probablemente se necesite alguna ayuda para caminar.
Se deberá evitar, después de la desaparición de la laberintitis, por una semana al menos, conducir vehículos y operar maquinaria pesada, porque un episodio de mareo o vértigo durante estas actividades puede ser muy peligroso.
¿Cómo se previene?
No se conoce ninguna forma de prevenir la laberintitis.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna