Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Los pañales de abuelito

Hay una edad avanzada en que el uso de pañales significa para los adultos aquello que protege de las consecuencias de la incontinencia urinaria, cuando esta se produce porque los músculos de la vejiga han cedido con el tiempo y una risa, el esfuerzo realizado al cargar una caja pesada, o un estornudo, provocan un derrame involuntario de orina. El uso de pañales es un paliativo y será el médico quien diagnostique el origen de la incontinencia.
Esta puede manifestarse también por ganas urgentes de orinar y al hacerlo, comprobar que se emite solo una pequeña cantidad de líquido, dándose lo que se llama una “vejiga hiperactiva”, donde los músculos de ese órgano están muy activos.
La incontinencia urinaria puede ser causada por problemas a la próstata u orígenes psicológicos. Por eso es importante la participación de un médico para el diagnóstico y que recete lo necesario en fármacos o cirugía para corregir el mal o ejercicios para poder controlarlo.
Incómoda como es, la incontinencia urinaria puede prevenirse y es importante la participación del paciente. Se tiene que evitar todo aquello que provoque una diuresis, como la cafeína, el beber alcohol o grandes cantidades de líquido; algunos medicamentos y diuréticos específicamente, ciertos frutos que producen diuresis, miccionar “empujando” la orina (realizando un esfuerzo) porque puede provocar presión en el piso pélvico; evitar la obesidad que produce presión en la cavidad abdominal. También es conveniente evitar el estreñimiento.
Si bien es un tema que suele surgir en pacientes de edad, puede ser controlado y prevenido, para lo cual existen también ejercicios que el médico indicará y que se llaman “ejercicios de Kegel.
La incontinencia urinaria va a requerir, insistimos, participación médica porque puede y debe tratarse.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna