Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Los trastornos autoinmunitarios

Estos ocurren cuando el sistema inmunitario, por equivocación, ataca y destruye al tejido sano del cuerpo. Es decir que uno se ataca a sí mismo, involuntariamente.
Existe una gran cantidad de trastornos de esta clase, los que pasan de 80 y para la mayoría de ellos no existe cura porque tampoco se sabe ciertamente cuál es el origen.
Hay diversas teorías que intentan dar una explicación, como que bacterias o virus pueden desencadenarlos o los que dicen que determinados fármacos son los responsables.
Estos trastornos puede ser que causen la destrucción de uno o más tejidos del cuerpo, produzcan los cambios de funcionamiento de ciertos órganos o su crecimiento anormal y descontrolado.
Se suelen ver afectados por ellos los vasos sanguíneos, los músculos, los tejidos conectivos (que son tejidos que funcionan como “relleno” entre otros tejidos y órganos. Por ejemplo: el colágeno), las articulaciones, los glóbulos rojos, las glándulas endocrinas (por ejemplo el páncreas o la tiroides), la piel.
El lupus es una de las afecciones producidas por estos trastornos, así como la diabetes tipo I (enfermedad crónica en la que hay altos niveles de azúcar en la sangre) y la esclerosis múltiple.
Una persona puede sufrir de más de una enfermedad autoinmunitaria a la vez y como la mayoría de éstas, al no existir todavía una cura definitiva, se sigue un tratamiento para controlarlas que tiene que ser prescrito y monitoreado por el médico siempre.