Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

“Mi letra manuscrita se achica y es ilegible...”

Uno de los síntomas del Parkinson, enfermedad neurodegenerativa, puede ser que, al escribir, el afectado note que su letra se ha empequeñecido y vuelto casi ilegible.
El Parkinson provoca una serie de alteraciones en la función motora del organismo, que pueden llevar poco a poco a la incapacidad del paciente; no se conoce una cura definitiva para este mal y se le trata con fármacos que el médico, tras los exámenes consiguientes, indicará.
La enfermedad produce temblores involuntarios que generalmente empiezan en una mano, pero pueden producirse en el pie o la mandíbula; se agudizan con las tensiones y suelen desaparecer durante la etapa de sueño. Su origen se desconoce, pero hay casos en los que puede ser hereditario o aquellos que son producidos por traumatismos, drogodependencia o dependencia de algunos medicamentos.
Otros síntomas del Parkinson son los dolores en las articulaciones y la dificultad para realizar movimientos normales. Generalmente los primeros síntomas suelen ser leves y aumentan en notoriedad con el tiempo. El enfermo se agota fácilmente y varía su carácter, siendo muy comunes la depresión y la irritabilidad, sin causas aparentes. Los síntomas de esta enfermedad aparecen, por lo común, en un solo lado del cuerpo pero se generalizan después.
El Parkinson causa la pérdida del movimiento automático y espontáneo, lo que hace que todas las acciones del sujeto enfermo sean lentas y movimientos que eran por lo normal totalmente habituales y mecánicos no se realizan con la velocidad anterior. No se puede predecir la ocurrencia de esto y se produce también la pérdida del equilibrio, lo que hace que el caminar empeore y que el enfermo quede a mitad de su camino, sin poder moverse.
El Parkinson, conforme avanza puede alterar la función cognitiva, alterará definitivamente la función autónoma y va a afectar las emociones de la persona.
Es una enfermedad que debe tratarse y aunque se desconozca su cura por el momento, la ciencia médica mejorará la calidad de vida del paciente, reduciendo ostensiblemente las manifestaciones que produce.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna