Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Narcolepsia

¿Qué es?
La narcolepsia es un trastorno del sueño, que produce generalmente una excesiva somnolencia durante el día, lo que puede resultar en los conocidos “ataques de sueño”; el deseo de dormir es muy grande y difícil de evitar. Estos ataques pueden variar entre unos minutos o extenderse hasta por más de una hora.
¿Cómo se ocasiona?
Las causas de la narcolepsia no se conocen, pero podría estar asociada a un tema genético, o a un bajo nivel de hipocretina (químico producido por el cerebro que ayuda al individuo a mantenerse despierto) que se podría deber a que existe una reacción auto inmunitaria.
¿Cuáles son los síntomas?
Síntoma de la narcolepsia es la excesiva somnolencia en el momento que el sujeto debe estar naturalmente despierto. Suele comenzar entre los 20 y 30 años, pero es posible que se presente a cualquier edad, inclusive en la niñez.
Se produce una somnolencia diurna muy grande, no controlable, que puede suceder después de comer, al estar hablando con alguien u otras oportunidades; muchas veces estos ataques pueden ser peligrosos (si ocurren al manejar, por ejemplo).
La cataplejía es otro síntoma y sucede al no poderse controlar los músculos y el sujeto no se puede mover. Estos ataques muchas veces son desencadenados por la ira, la risa o alguna emoción fuerte; duran ente 30 segundos y dos minutos, permaneciéndose consciente. Mientras dura el ataque, la mandíbula baja, la cabeza se cae hacia adelante y las rodillas se suelen doblar. Si el caso fuera muy grave, el paciente no podrá moverse por varios minutos. Se puede sufrir alucinaciones. No puede moverse el cuerpo al empezar a dormir o cuando se despierta.
Muchas personas duermen bien de noche a pesar de sufrir de narcolepsia y los síntomas no son comunes a todos.
Tratamiento
Es preciso tener en cuenta que la narcolepsia es una afección de por vida, pero sí puede tratarse. Hay que consultar al médico si se perciben los síntomas de la enfermedad y seguir sus instrucciones.
Ayudará el efectuar cambios en el estilo de vida como ser regular en la hora de acostarse diariamente (que sea siempre a la misma hora) y también al levantarse; evitar la cafeína y el alcohol antes de acostarse, así como evitar alguna comida pesada cerca a esta hora. Que las almohadas y la cama sean cómodas y la habitación tenga una temperatura confortable. Hay que evitar fumar. Es importante, antes de dormir, hacer algo relajante, como leer un libro o darse un baño caliente. El ejercicio diario y planeado con anterioridad puede ayudar. El planear siestas durante el día cuando uno se sienta cansado ayudará a controlar la somnolencia en el día, reduciendo el número de ataques de sueño.
¿Cómo se previene?
La narcolepsia no puede ser prevenida.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna