Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Maternidad
2019-09-02 19:52:49

Parto natural vs. Cesárea ¿Cuál es mejor?

El parto natural sigue siendo la manera más “popular” de dar a luz, por los diversos beneficios que puede aportar al bebé. Sin embargo, en muchos casos, frente a complicaciones durante el embarazo es necesaria otra alternativa.

Afortunadamente, gracias a los avances médicos, hoy existe la cesárea como una opción segura de parto; no obstante, hay diversos mitos acerca de cuál te conviene más, si dar a luz por parto normal o por cesárea. ¿Tienes dudas de ambos? Aquí las despejaremos:

Parto natural:

También conocido como parto vaginal; este tipo de alumbramiento se inicia con las contracciones uterinas que con el pasar de las horas aumentan de intensidad hasta que nace el bebé. En algunos casos se debe realizar un pequeño corte en la vagina llamado episiotomía para facilitar el nacimiento.

 

  • Riesgos:

En el caso que deba realizarse la episiotomía, la madre corre el riesgo de sufrir una infección en los puntos; por lo que se suele recomendar el baño diario y mucha limpieza en sus zonas íntimas durante los primeros días para que sane lo antes posible.

 

  • Desventajas:

Una de las principales desventajas de dar a luz por parto normal es el dolor que sufre la madre durante el nacimiento del bebé; por lo que en muchos casos se recomienda el uso de una anestesia – la llamada epidural– para facilitar el nacimiento y la madre pueda pujar sin sentir tanto dolor.

 

Por otro lado, un parto natural puede durar entre diez a veinte horas desde el momento que inician las dilataciones; dependiendo de la experiencia de la madre dando a luz.

 

  • Ventajas

La recuperación toma poco tiempo – un máximo de siete días- y el bebé y la madre pueden estar juntos en la sala post parto pasada una hora del nacimiento. Asimismo, está comprobado que el trabajo de parto natural, además de permitir que los lazos de la madre y el bebé se refuercen por la liberación de oxitocina; también permite que el bebé fortalezca su sistema inmunológico.

parto-natural-o-cesarea

Parto por Cesárea

Este tipo de parto suele ser programado con un mínimo de 39 días de anticipación. Consiste en una pequeña incisión en la parte baja del abdomen para extraer al bebé. En estos casos no existen contracciones ni dilatación; debido a una anestesia espinal que adormece las extremidades inferiores de la madre.

 

  • Riesgos:

Debido a que consiste en una intervención quirúrgica en la que se realizar el corte de 7 capas de piel y músculo hasta llegar al bebé, en el proceso de cicatrización – que puede durar varias semanas- se puede producir una infección intra-abdominal.

 

  • Desventajas:

Además de las posibles infecciones, el tiempo de recuperación es mucho mayor comparado al parto natural, pues toma cerca de mes y medio luego de la operación. Otra desventaja de este tipo de parto es que al momento que el bebé es extraído, en algunas ocasiones no expulsa el líquido amniótico que contiene en sus pulmones; lo que dificulta su respiración y por ese motivo en muchos casos debe quedarse hasta tres días en incubadora.

 

En estos casos, es conveniente realizar todos los exámenes médicos durante el embarazo para que, llegado el momento de la cesárea no se presente alguna complicación con el desarrollo natural de los pulmones del bebé.

 

  • Ventajas

La operación dura entre media a una hora. Previa a esta, se le aplica una inyección a la madre para que pierda la sensibilidad de las extremidades inferiores al cuerpo y al mismo tiempo pueda presenciar el nacimiento de su bebé. Por otro lado, si es que el parto por cesárea surge de una situación de emergencia de último momento, puede llegar a salvarle la vida a la madre y al bebé.