Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Pie de atleta

¿Qué es?
Es una infección causada por hongos, en los pies, que puede durar mucho o poco tiempo y es posible que vuelva a aparecer luego del tratamiento.
Se la llama médicamente “tiña podal” (de “podos”=pies, en griego).
¿Cómo se ocasiona?
Es la infección más común por tiña.
Sucede cuando un hongo se multiplica sobre la piel de los pies. Puede atacar también las palmas de las manos y aparecer entre los dedos de estas.
Generalmente se ocasiona por contagio; si se usa calzado cerrado y sobre todo si este es de plástico o está recubierto por él; si se tiene los pies húmedos por períodos prolongados; si se transpira (suda) mucho. Hay que tener cuidado con duchas o piscinas públicas, porque pueden ser fuente de contagio directo, así como las medias y los zapatos.
¿Cuáles son los síntomas?
El más común es la piel agrietada; la piel que se desprende en escamas entre los dedos de los pies o a los lados del pie. Suele haber picazón y piel enrojecida, escozor o ardor, mal olor, ampollas que supuran y forman costra. Si el hongo llega hasta las uñas se suele presentar decoloración, engrosamiento y hasta el desmoronamiento de estas.
Tratamiento.
Al menor síntoma se debe acudir a un especialista (podólogo), quien indicará lo adecuado. Existen en el mercado tinturas, polvos y cremas para el tratamiento del pie de atleta, pero lo más indicado es consultar a un médico.
¿Cómo se puede prevenir?
El verano es una estación donde se propicia el pie de atleta, por la humedad y calor existentes y por la concurrencia a piscinas públicas y playas que pueden estar contaminadas.
Hay que mantener los pies limpios y secos, en especial entre los dedos, lavándolos bien y secándolos con cuidado. Es conveniente usar siempre medias limpias, de algodón. Usar zapatos bien ventilados y de preferencia de cuero. Evite los que tengan revestimiento de plástico o los que estén hechos de él. Se debe usarlas propias sandalias, en piscinas o duchas públicas.
Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna