Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Pie plano

¿Qué es?
El pie plano es cuando hay un cambio de forma en el pie al estar en posición de “parado”, ya que este no presenta un arco normal.
¿Cómo se ocasiona?
Es un mal muy común y puede ser normal en bebés o niños pequeños.
El pie plano ocurre cuando los tejidos que sostienen las articulaciones del pie o tendones, están flojos. Con el crecimiento los tejidos se van tensando y forman el arco del pie, lo que sucede a los 2 o 3 años de edad.
En algunas personas, el arco nunca se forma. A veces, enfermedades, vejez o lesiones traumáticas pueden dañar los tendones y hacer que se desarrolle pie plano en alguien a quien ya se le formaron los arcos. Este tipo de pie plano ocurre en un solo lado.
¿Cuáles son los síntomas?
Por lo general el pie plano no suele doler, pero hay algunas señales que es bueno tener en cuenta, como la forma de pararse y el cansancio en los pies que se suele sentir después de estar mucho rato parado o caminando.
Es el médico quien deberá diagnosticar el pie plano, porque a veces los niños pueden tener dolor en el pie, el tobillo o la parte inferior de la pierna.
Los pies dolorosos en los niños pueden tener su causa, pero muy raras veces, por una afección en la que dos o más huesos del pie crecen unidos o se han fusionado, denominada coalición tarsiana.
Tratamiento.
La mayoría de los pies planos no requieren tratamiento si no causan dolor o problemas al caminar.
Los pies van a crecer y a desarrollarse en igual forma, así se usen zapatos especiales, plantillas o taloneras ortopédicas. El saltar, correr o caminar descalzo no empeora el pie plano.
Es bueno consultar a un médico si es que aparecieran, especialmente en la niñez, algunos signos de tener pies planos, para que puedan tratarse ortopédicamente.
¿Cómo se previene?
El pie plano, en la mayoría de los casos, no puede prevenirse.

Revisado por la Dirección Científica y Académica de Auna