Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Cuida tu Corazón
2016-12-02 11:34:48

¿Por qué cuidando tu peso cuidarás tu corazón?

Cuando decidimos salir de casa, más del 70% de tiendas de comida que vemos, ofrecen alimentos chatarra; tales como: frituras, dulces, alimentos con conservantes o procesados que en común tienen altos niveles de grasa trans y saturada; aquellos tipos de grasa poco saludables que nos pueden llevar no sólo a tener obesidad, también al riesgo de sufrir cardiopatías.

Hoy, la obesidad en la sociedad se vuelve un problema más común. En nuestro país, más del 63% de la población que ronda los 30 a 59 años sufre de sobrepeso y obesidad, según los últimos estudios del sector salud. Asimismo, 58% de la población total tiene sobrepeso y el 21% obesidad.

 

Si bien, no es el país con mayor índice de obesidad en América Latina; pero aun así es una situación alarmante; debido a que está comprobado que la obesidad afecta nuestra salud cardiaca y el sistema circulatorio en general. Aquí te decimos cómo.

 

Su relación con las cardiopatías

El exceso de peso de nuestro cuerpo crea una demanda metabólica, debido a que se realiza un gasto cardiaco mayor cuando se bombea los volúmenes de sangre por minuto. Es decir, que la carga de cualquier actividad física que realiza una persona con sobrepeso incrementa cuanto se tenga un mayor índice de masa grasa corporal.

 

El gasto cardiaco causado por el sobrepeso atribuye a un aumento del volumen de sangre que se expulsa hacia la aorta durante el periodo de contracción, lo que puede estirar las paredes del ventrículo haciendo que los músculos del corazón se contraigan con más fuerza, lo que en resumen podría dar como resultado a una enfermedad llamada Hipertrofia Ventricular Izquierda (LVH)

 

  • La acumulación del colesterol

Asimismo, los altos niveles de colesterol o hipercolesterolemia en la sangre (muy común en las personas con obesidad) están asociados a un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares debido a la circulación del colesterol.

Esto, asimismo, lleva a la acumulación de grasa alrededor de los órganos (donde claramente se incluye el corazón) causando disfunciones en la comprensión mecánica de dichos órganos; o a la acumulación en los tejidos no adiposos causando la muerte celular, la cual está asociada a la enfermedad del miocardio.

 

  • La hipertensión arterial

La presión arterial alta tiene una relación directa con el aumento del índice de masa corporal y al mismo tiempo, con la hipertrofia ventricular izquierda (LVH) mencionada con anterioridad. Esto, en resumen, está asociado al desarrollo de arritmias cardiacas.

Según estudios, se ha pronosticado que el índice de obesidad en nuestro país aumentará en 1% anualmente; y esto viene en raíz que los peruanos cada día tenemos peores hábitos que nos llevan al aumento de peso, tales como el sedentarismo y la mala alimentación alta en carbohidratos y harinas.

 

Aquí, te dejamos algunas recomendaciones para evitar sufrir este mal o bien recuperar el peso adecuado:

 

Una buena alimentación

obesidad-y-problemas-cardiacos-ensalada

Sigue un plan saludable de alimentación y de ser posible, asiste a un endocrinólogo y un nutricionista para asegurarte de saber cuál es tu metabolismo y qué tipo de dieta puedes seguir para perder peso.

Ten en cuenta que según la Organización Mundial de Salud ( OMS) la ingesta de frutas y vegetales debe ser diaria. Asimismo, fíjate en las raciones de comidas que ingieres y disminuye la porción de carbohidratos.

 

Actividad física

obesidad-y-problemas-cardiacos-ejercicios

Mantente activo. Estudios demuestran que diariamente se deben realizar 30 minutos de actividad física, mínimo. Entre los ejercicios recomendados para aquellas personas que no cuentan con mucho tiempo para ejercitarse, se encuentran: caminar a paso rápido o montar bicicleta.

 

Asimismo, aunque no lo creas: disminuye el tiempo que pasas frente a una pantalla. Sea el televisor, el celular o la laptop; este mal hábito extrae tu tiempo disponible para ejercitarte.

 

Así que, teniendo estas dos herramientas de tu lado no quedan más excusas para evadir la obesidad y enseñar a los tuyos a generar rutinas y una vida saludable que los mantenga a todos a salvo de las cardiopatías y demás enfermedades relacionadas a la obesidad.