Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Nutrición
2016-04-12 00:00:00

Practicar deportes

La práctica habitual de ejercicio físico moderado contribuye al mantenimiento de un buen estado general de salud y ayuda a estar bien, sentirse sano y tener vitalidad, facilitando el buen funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas del cuerpo.
Con su práctica habitual se entrena el corazón, el sistema respiratorio, óseo y sanguíneo y se favorece el mantenimiento de un buen estado de ánimo, más fuerte para afrontar los problemas y contratiempos del día a día.
Como herramienta en el ámbito de la prevención, el ejercicio físico diario moderado ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad, también en el caso de los niños y de los adolescentes. Se considera fundamental evitar el sedentarismo y fomentar la realización de los trayectos cortos, caminando o paseando.
Con la práctica, el ejercicio físico con la familia y los amigos enseña a los niños una forma de divertirse y pasarla bien.
El deporte ofrece la posibilidad de introducir a los niños y a los adolescentes en una alternativa, que pueden compartir con la familia y también con los amigos.
Sobre todo durante la infancia, puede ser un punto de encuentro más entre padres e hijos, que pueden sentirse orgullosos por compartir aficiones con sus padres.