Transformando la experiencia de la salud

Categoría | Lesiones Físicas
2017-04-21 11:00:58

¿Qué es un esguince de tobillo y cómo se trata?

Nuestros pies sirven como la base de nuestro cuerpo; sin embargo, son muy delicados, y la práctica inadecuada de deportes, usar tacones muy altos o algún descuido al caminar podría ocasionarnos diversos tipos de lesiones; entre ellas, una de las más comunes: un esguince de tobillo.

A pesar de que este tipo de lesión sea considerada una de las más frecuentes en el mundo, la facilidad con la que se producen es directamente proporcional a los graves daños que podría causarnos en la articulación de esta zona. ¿Quieres conocer más de estas fracturas? Te lo contaremos a continuación.

 

  1. ¿Qué es un esguince?

Este tipo de torcedura ocurre cuando los ligamentos que sostienen el tobillo se desgarran ante un movimiento muy violento de esta articulación que, además, soporta la mayor parte del peso de nuestro cuerpo.

dolor-de-tobillo-lesiones

Las lesiones de tobillo suelen darse cuando pisamos mal una superficie, si nos resbalamos, si giramos en dirección opuesta deprisa o si realizamos una actividad que afecte nuestros pies, de manera errónea.

 

  1. Tipos de Esguince

Los esguinces se dividen de acuerdo a su gravedad. En la mayoría de casos, estos pueden curarse sin necesidad de acudir a un médico; pero, saber si requerimos ir a un médico o no, demanda identificar a qué grado de magnitud corresponde:

  • Grado 1: Esta es una lesión leve, donde los ligamentos que sostienen el tobillo solo se tensan un poco. Esto puede producir un dolor ligero de unas horas y la hinchazón en dicha área del cuerpo.

 

  • Grado 2: Este es un tipo moderado de esguince, y sucede cuando los ligamentos de esta área sufren un rompimiento incompleto. Los signos de tener esta lesión moderada son la articulación floja del tobillo, el dolor, la hinchazón y la dificultad para caminar.

 

  • Grado 3: Considerado también como el caso más grave de lesión, se da cuando los ligamentos que unen el tobillo se rompen totalmente. En estas ocasiones el dolor es intenso, el pie sufre una hinchazón severa y la persona afectada no puede caminar.

 

  1. Tratamientos conocidos

En el caso de haber sufrido un esguince leve en el tobillo, el podrías realizar el tratamiento desde tu hogar: descansando, colocándote hielo en el área afectada para reducir la hinchazón y evitando moverte o apoyar demasiado peso en tu tobillo.

tratamiento-para-esguince-de-tobillo

Por lo general, un esguince de grado 1 o 2, se cura en un plazo de un mes a mes y medio; dependiendo de qué tanta atención y cuidado se aplique sobre la lesión; sin embargo, en el caso que sea de grado 3 o grave, se suele recurrir a una cirugía que una nuevamente los ligamentos rotos.

 

Un esguince siempre debe ser tratado, ya que el descuido de este podría ocasionarte problemas a futuro, como: problemas de rodillas y en la zona lumbar.

 

  1. Cómo prevenirlos

Pese a que estas lesiones son tan comunes, prevenirlas implica estar atento en toda circunstancia y tomar las medidas necesarias para evitar tropiezos y fracturas. Por ese motivo:

 

  • Realiza ejercicios de calentamiento antes de dedicarte a la práctica de un deporte específico.
  • Si estás caminando o trotando en un terreno que percibes irregular, fíjate dónde pisas.
  • Descansa lo suficiente; pues, el cansancio incrementa las probabilidades de sufrir este tipo de lesión.
  • En caso de haber tenido un esguince en el pasado, asegúrate seguro de haberlo curado totalmente antes de reanudar los deportes.
  • Al hacer deportes, utiliza vendajes compresivos o tobilleras.
  • Evita los zapatos de tacón alto, pues podrían ocasionar que te resbales.

 

¿Consideras que has sufrido un esguince? Comunícate inmediatamente con tu médico especialista en Traumatología y sigue sus indicaciones.

suscribete mejores consejos de salud