Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

¿Qué significa “endometriosis”?

En primer lugar hay que decir que es el nombre que indica una enfermedad femenina que podría ser hereditaria. La endometriosis sucede cuando las células del tejido endometrial (que reviste al útero) se escapan de éste e invaden la cavidad pélvica detrás del útero, la vejiga urinaria, los ovarios, el intestino y los ligamentos uterinos.
La endometriosis provoca la aparición de quistes que rara vez son malignos. Es preciso decir que la endometriosis no tiene cura, pero la cirugía elimina los quistes y hay tratamientos a seguir para la enfermedad, que el médico indicará en cada caso.
Este mal puede aparecer en cualquier mujer que esté en edad fértil, hasta en aquellas que pasan por la época menopáusica. Algunas veces, la endometriosis puede ocurrir después de la menopausia.
La endometriosis causa alteraciones en la vida normal de las mujeres que la sufren, pudiendo afectar a sus relaciones de pareja, las familiares, de reproducción y en el trabajo.
Es necesaria siempre la intervención de un médico, que diagnosticará la enfermedad, indicará el tratamiento adecuado a seguir y si es necesaria, la cirugía, que es sencilla.
Los síntomas de la endometriosis, que deben alertar para que se efectúe la consulta médica incluyen generalmente una fatiga crónica (cansancio extremo), la enfermedad llamada asma, que a veces ataca a la paciente; la aparición de alergias diversas y podría ocurrir un trastorno dermatológico llamado eczema (inflamación de la piel).
Los dolores en la zona pélvica son típicos de la enfermedad, como tener períodos dolorosos o calambres antes y durante la menstruación; puede haber dolor durante o después de las relaciones sexuales, dolor con las deposiciones y el lumbago que puede aparecer en cualquier momento durante la duración del ciclo menstrual.
Puede que surjan ciertos problemas en el sistema inmunitario de la mujer con la endometriosis, las que son las llamadas “enfermedades autoinmunes”.
Hay que recordar siempre que los síntomas son “avisos” que el organismo emite, para que se actúe en consecuencia. La endometriosis debe ser diagnosticada y tratada por un médico y la automedicación no solo está excluida sino que, siempre, es sumamente peligrosa.