Transformando la experiencia de la salud

Categoría | ABC
2016-04-12 00:00:00

Raquitismo

¿Qué es?
El raquitismo es un trastorno que es producido en el organismo por falta de vitamina D, fósforo o calcio. Se manifiesta por el reblandecimiento y debilitamiento de los huesos que componen el esqueleto.
¿Cómo se ocasiona?
La vitamina D ayuda a que en el organismo se controlen apropiadamente los niveles de calcio y fósforo. Si la cantidad de estos minerales esenciales fuera anormalmente baja, se podrían producir hormonas que estimularán la liberación del calcio y fósforo depositados en los huesos, lo cual va a producir que estos sean blandos y débiles.
La vitamina D puede ser producida por la piel al ser expuesta a la luz o absorbida por el organismo de los alimentos. Si la piel de las personas no recibe luz solar suficiente habrá una deficiencia de vitamina D, lo mismo que si no se obtiene suficiente de ella de la dieta por falta de ingestión de productos lácteos, intolerancia a la lactosa (problemas en el organismo para digerir los productos lácteos) o por llevar una dieta exclusivamente vegetariana.
El raquitismo puede ser hereditario y sucede cuando los riñones no son capaces de retener el mineral de fósforo.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas del raquitismo son el retraso en la formación de los dientes, las deformidades dentales (perforaciones en el esmalte), aumento de caries; el dolor o sensibilidad de los huesos en la columna vertebral, la pelvis, en los brazos o en las piernas. Disminución de la fuerza muscular. Calambres, baja estatura (adultos con menos de 1.50 mts.), crecimiento deficiente (anormal para la edad del niño); piernas arqueadas, cráneo de forma extraña o asimétrico, aumento en el número de fracturas de huesos, proyección hacia adelante del esternón (el llamado “pecho de paloma”); deformidades en la columna vertebral (que incluyen la escoliosis o la cifosis). Deformidades en la pelvis.
Tratamiento
Se debe acudir al médico si se nota alguno de los síntomas o se cree que existe raquitismo. El tratamiento buscará aliviar los síntomas y corregir las causas de la enfermedad. Se debe vigilar la dieta del paciente, para que consuma vitamina D que se presenta en el hígado, la leche procesada, el pescado y otros que el médico recomendará. Se tiene que exponer al enfermo a dosis moderadas de luz solar y según el profesional médico lo crea conveniente, suministrar suplementos de vitamina D. Si es necesario, se podría contemplar el uso de elementos ortopédicos para prevenir o reducir las deformidades, pudiendo algunas, requerir de intervención quirúrgica.
¿Cómo se previene?
El raquitismo se previene asegurándose que el niño tenga la suficiente cantidad necesaria de vitamina D, calcio y fósforo, por medio de una dieta alimenticia rica en nutrientes que la contengan, como la leche procesada, el pescado, el hígado, etc. Que la exposición del niño a la luz solar sea adecuada, evitando quemaduras solares (es mejor no usar bloqueador pues este elimina las posibilidades de absorción de la piel de la vitamina D).